Para nuestros padres o abuelos sería impensable toda la revolución que se está produciendo a nivel digital en el mundo. Hoy en día, podemos comprar a través de internet un producto a muy bajo coste y que está al otro lado del mundo sin necesidad de salir de casa, comunicarnos y ver (a través de una videollamada) a una persona que está a cientos o miles de kilómetros y de manera gratuita, o realizar las gestiones con el banco sin necesidad de ir a la oficina y con algo tan simple como pueda ser un Smartphone.

El mundo en el que vivimos está en constante cambio y las entidades financieras deben adaptarse o morir y, obviamente, se han decantado por la primera opción. Uno de los grandes avances de los que habrás oído hablar es la banca móvil y el auge que han alcanzado muchas aplicaciones móviles que permiten realizar la labor que años atrás únicamente podías hacer acudiendo a la oficina. Un hecho que es incuestionable puesto que los que siguen acudiendo a la sucursal son, por lo general, personas de avanzada edad y no adaptadas a la era digital.

Un nuevo escenario bien recibido por los grandes bancos ya que permite un importe ahorro de costes tanto a nivel de oficinas (han cerrado muchas) como de personal. Además, hay un dato que resume perfectamente el cambio al que estamos asistiendo: El 65% de los españoles ha utilizado la banca móvil en 2016, cuatro puntos porcentuales más que el año anterior, según una encuesta realizada por ING. Un porcentaje que nos sitúa como uno de los países europeos  (junto a los Países Bajos) con más éxito de penetración de la banca de pequeña pulgada. Unas cifras que irán en aumento de manera considerable en próximos años y es que la consultora Ditrendia señala que “en 2020, los smartphones serán responsables del 80% del mercado de la banca”.

España es no de los países con mayor penetración de la banca en el móvil

Un despegue que guarda toda lógico con la realidad que estamos viviendo en España y es que el 96,7% de los hogares cuenta con un teléfono móvil, según datos del INE. Por tanto, a nadie nos parecerá raro que muchos de esos móviles cuenten con apps de entidades financieras. Por ejemplo; en el caso de CaixaBank los clientes móviles ya alcanzan los 3,7 millones y en BBVA y Banco Santander estas cifras son aún mayores puesto que cuentan con 13,5 y 12 millones, respectivamente. Desde el comparador HelpMyCash.com señalan que “quien más quien menos dispone de una aplicación en los supermercados de apps y algunas ya superan los cinco millones de descargas”.

Una situación que ha sido aprovecha no sólo por los bancos sino por otras empresas como veremos a continuación. Aun así, dentro del primer grupo destaca CaixaBank puesto que el año pasado lanzó la primera entidad española gestionada íntegramente a través del móvil como es ImaginBank. Con algo menos de año y medio de vida el banco móvil, que está dirigido especialmente a los millennials, cuenta con más de 150.000 clientes y  prevén alcanzar el medio millón a finales de año. Además, ImaginBank permite enviar dinero por WhatsApp u otras aplicaciones de mensajería instantánea gracias al teclado imaginBoard, una funcionalidad que ha incorporado también BBVA con su servicio Cashup.

ImaginBank prevé alcanzar el medio millón de clientes a final de año

Un modelo de negocio con buenas perspectivas que ha llamado la atención de otras empresas no financieras como pueda ser las dedicadas a telecomunicaciones. Orange  ha comunicado que creará Orange Bank muy pronto puesto que se espera que debute en Francia en el mes de julio y que aterrice en España en el segundo semestre de 2018. Un banco móvil sin comisiones como ha destacado su consejero delegado, Stéphane Richard, que ha señalado que “no cobrarán comisiones a los clientes ni en la tarjeta de débito ni en la cuenta al hacer pagos y la única obligación será que el cliente deberá hacer un mínimo de tres pagos al mes con la tarjeta a través de la propia aplicación de Orange Bank”.

En España este tipo de negocio también ha llamado la atención de otra ‘teleco’ como es MásMóvil que se encuentra negociando con los grandes bancos del país para la creación de un nuevo banco móvil. Un acuerdo que todavía no está alcanzado (hay rumores de que podría ser con Liberbank) y en el que la ‘teleco’ aportaría su tecnología digital y su experiencia en marketing y el banco elegido sentaría las bases del negocio bancario.

Las ‘telecos’ y los bancos unidos en busca de nuevos proyectos de banca móvil

Entrando más en detalle en el estudio realizado por ING sobre banca móvil es destacable los beneficios de este tipo de tecnología puesto que un 68% de los encuestados afirma que gracias a este canal gestiona mejor sus finanzas: Tienen mayor control de su dinero, no incumplen ningún pago e, incluso, ahorran más.  La visita a la oficina bancaria es otro de los datos relevantes puesto que un 22,6% de los entrevistados señala que en el futuro nunca acudirá a su oficina bancaria mientras que un 13,3% solo se relacionará con su banco a través del móvil y un 9,3% a través del móvil y canal telefónico Aun así, la extinción de las oficinas no se produciría puesto que un 41% afirma que acudiría a su sucursal sólo en el caso de que tenga dudas. Por último, un 39% destaca haber utilizado una app para abonar sus compras o realizar pagos entre personas ya que se trata de un servicio rápido, sencillo y utilizable desde cualquier ubicación.

Tipo de usuario de apps móviles de banca

Una vez mostrada la relevancia que ha alcanzado la banca a través del móvil es necesario realizar una radiografía de este tipo de usuario. Una respuesta que trata de dar el estudio realizado por la consultora Acceso.com junto a Netquest y que muestra como la banca móvil está más presente entre los usuarios de 25 y 44 años de edad. Aun así, el estudio ha elegido tres apps de de banca como son la del BBVA, Caixabank e Ing Direct y refleja como la aplicación de Caixabank es la más instalada por los jóvenes (20-24 años), la del BBVA por los mayores de 55 años y la de ING Direct por los de mediana edad (entre 35 y 44 años).

El estudio también muestra como el 90% de los encuestados usa la famosa aplicación de WhatsApp mientras que a la hora de realizar compras online la app más utilizada por los encuestados es Wallapop puesto que es la empleada por el 39% de los clientes de Caixabank mientras que el 24% de clientes de Ing Direct se decanta por Aliexpress.

Comentarios