“Lo siento Donuts, pero la has cagado”

Si el nombre del producto se convierte en un genérico, puede decirse que la marca ha hecho bien las cosas. Esto es lo que le ocurre a Donuts entre otras muchas marcas. El éxito de Donuts en España viene de atrás, creó escuela en 1962 cuando se registró la marca. Y a pesar de los detractores de este alimento ultraprocesado, se consumen cada año más de 250 millones de unidades de Donuts de Bimbo en nuestro país. [VIDEO DE LA CATA A CIEGAS]

Las copias de Donuts, también denominadas berlinas, donas o rosquillas, procedentes de diversos supermercados, superan al auténtico en la cata de MERCA2. “Esto no huele bien, esto huele muy chungo”, comenta Jonatan Armengol, crítico gastronómico, nada más oler el producto de Bimbo. ¿Qué está fallando? La canela, el limón, la vainilla y el aceite tienen parte de culpa y mucho que ver en el resultado final. Pero si hay un condicionante de la receta de este producto de bollería es el azúcar, el principal enemigo de la repostería y de la salud. El packaging de los productos tiene mucha importancia en la conservación de los mismos. Por eso, el cambio de los Donuts a envases individuales con plástico por los cuatro costados ha perjudicado su calidad, asegura el crítico Armengol.

“Lo siento Donuts, pero la has cagado”, concluye el crítico gastronómico Jonatan Armengol tras probar los siete dulces objeto de la cata. Es el único crítico gastronómico invidente en España y gestiona varios proyectos vinculados al arte culinario. En su espacio “Comer a ciegas” valora platos, cócteles y vinos, entre otros productos. Recientemente ha comenzado el informativo “The Foodie Times” en el que repasa las noticias más importantes del día en el ámbito gastronómico, y que está orientado a los altavoces inteligentes Alexa y Google Home, además de otras plataformas de audio.

Comentarios de Facebook