Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso.

El Estado de alarma y la crisis sanitaria por la epidemia del coronavirus están provocando una fuerte contracción de la economía española. El sector inmobiliario está sintiendo los efectos de la pandemia, y el número de transacciones de vivienda caerá entre un 20% y un 25% durante 2020.

Esta es una de las claves que se desprende del último informe elaborado por donpiso, que intenta poner luz a las dudas sobre el impacto que tendrá esta crisis económica en el real estate en general, y en el mercado residencial, en particular.

Durante la presentación del informe en una webinar a la que MERCA2 ha tenido acceso, el subdirector general de donpiso, Emiliano Bermúdez, ha explicado que “la crisis provocada por el covid-19 tendrá una recuperación en forma de U”.

Además de la caída en el número de operaciones, donpiso prevé un descenso en el precio de la vivienda que oscilará entre un 8% y un 10% interanual a cierre de 2020. Las mayores caídas se producirán en las principales ciudades, donde los precios ya estaban muy tensionados, como es el caso de Madrid, Barcelona, San Sebastián o Palma de Mallorca.

CAÍDA DE LA DEMANDA

El estudio anticipa una disminución de la demanda, sobre todo en inmuebles del segmento de precios medio, medio-bajo. Asimismo, también sufrirá una notable caída la demanda de segundas residencias y de viviendas vacacionales, motivado, sobre todo, por la drástica reducción de la inversión extranjera en el mercado residencial español durante los próximos meses.

Además de la caída de inversión extranjera, hay dos motivos clave de este descenso en la demanda de vivienda. El primero de ellos es el impacto económico, que está provocando que los inversores salgan del mercado. Y el segundo es la hibernación por parte de compradores potenciales que, aun teniendo la capacidad de comprar, prefieren paralizar su decisión ante la incertidumbre que les rodea.

Según donpiso, la reducción en el volumen de demanda tendrá especial incidencia en la vivienda de segunda mano, que es el segmento que más transacciones registra. En concreto, en 2019 se cerraron 310.000 operaciones de segunda mano, frente a las 90.000 de obra nueva.

“Contemplando una vuelta a la actividad antes del verano, prevemos que, en el primer trimestre de 2021, el sector inmobiliario volverá a situarse en una fase expansiva real, impulsado por un fuerte crecimiento de la economía”, destaca Bermúdez.

CONTRACCIÓN DE LA OFERTA

Durante los primeros meses ‘post covid-19’ también se prevé una contracción de la oferta, pero leve, con trasvases del mercado de alquiler a la venta, y al revés. También se registrará una retirada de la venta de viviendas por parte de propietarios.

Por otro lado, destacan que la reducción de la oferta vendrá motivada por las expectativas de precios por parte de los propietarios, y cuyas rebajas no les convencerá. Por lo que pueden optar por cerrar su inmueble, o venderlo ante el temor de un impago por parte del inquilino.

Además, hay que tener en cuenta que una parte de alquiler turístico se destinará a la venta, lo que provocará un reequilibrio. De igual modo, los propietarios con necesidad de liquidez podrían decantarse por la venta de su activo.

UN 25% MENOS EN VENTAS

El estudio elaborado por la intermediadora inmobiliaria desvela que el volumen de transacciones caerá entre un 20% y un 25% en tasa interanual. “Es una caída muy importante”, lamenta el subdirector general de donpiso.

De hecho, el volumen total de inmuebles vendidos se situará en una horquilla de entre 375.000 y 400.000 viviendas, frente a los 501.000 activos vendidos durante el ejercicio 2019.

“La caída de ventas tendrá especial incidencia hasta el último trimestre del año. Y ya en el primer trimestre de 2021 observaremos una curva de crecimiento con pendientes interesantes, que nos hablará de una recuperación con fuerza”, pronostica Bermúdez.  

Además, se va a producir una ampliación en el plazo medio de venta de un inmueble, que pasa de 90 a 120 días en el ejercicio 2020. Y este proceso de venta se caracterizará por la negociación del precio a la baja entre comprador y vendedor.

Según donpiso, durante el presente año se producirá una caída en las ventas de entre el 22% y el 29% en el segmento de la vivienda usada mientras que, en el caso de obra nueva, esta reducción no superará el 15%.

Comentarios de Facebook