La vendimia nocturna de Rueda

Cuando llegó el “día D” para el inicio de la vendimia, muchos miraban al cielo preocupados. Ante un año seco, se asumía con cierta resignación que la producción sería menor que el año anterior y, a su vez, las caídas torrenciales inquietaban ante posibles daños. No obstante, esa ausencia de agua impacta en la buena sanidad de la uva. Finalmente, desde la Denominación de Origen Rueda se encuentran satisfechos y esperan vinos de alta calidad.

Ahora llega el momento de analizar cómo ha ido todo. Los datos en bruto arrojan que la DO Rueda ha finalizado la vendimia con un total de 113.720.966 kilos de uva con derecho a ser acogidos dentro de la denominación de origen. De ellos, el 99,13% corresponde a uvas blancas. La variedad autóctona verdejo supone el 88,49% de la producción total, con 100.638.814 kilos.

El resultado ha levantado el optimismo de una vendimia que comenzó la noche del 27 de agosto con la variedad Sauvignon Blanc, cuyo ciclo vegetativo es más corto que el del resto de las variedades y con una maduración más temprana. El 3 de septiembre comenzó la recogida de la variedad verdejo, que se ha realizado según lo indicaban los índices de madurez de cada parcela, buscando el mejor equilibrio entre el grado y la acidez. 

Pese a todo, tal y como contó MERCA2 a finales de agosto, había cierta incertidumbre sobre la recogida, su calidad y la producción. El director técnico de la DO Rueda ha salido al paso de manera muy rotunda: “A pesar de que este año hemos tenido una merma en la cosecha del 10% respecto a la campaña anterior, estamos muy satisfechos ya que esta vendimia está marcada por el excelente estado sanitario de la uva”.

Se podría decir que prueba superada. De hecho, Íscar asegura que “no se han registrado problemas fitosanitarios en el viñedo y gracias a las notables diferencias térmicas entre el día y la noche, las condiciones en las que la uva ha entrado en bodega han sido óptimas”.

DO RUEDA ESPERA UN GRAN AÑO

Los datos que aporta la vendimia de este año registran 1.581 viticultores y 67 bodegas elaboradoras. En total, la superficie registrada ha sido de 18.020,59 hectáreas, con un incremento de 1.662,48 has. respecto al año pasado. De ellas, el 97,57% (17.582,88 has.) corresponden a variedades blancas y de éstas, el 87,71% corresponden a la verdejo.

En este contexto, la presidenta de la DO Rueda, Carmen San Martín, también muestra su optimismo “gracias al perfecto estado sanitario en el que se ha recogido la uva”. Por eso, se atreve a augurar “unos vinos equilibrados y de gran calidad para esta cosecha 2019. Cuando dentro de unos meses salgan al mercado esperamos sorprender a los consumidores con las distintas elaboraciones realizadas a partir de nuestra uva autóctona, la verdejo”.