DMAX
Frank Cuesta juega con un animal en su programa para DMAX. Foto: Discovery.

DMAX es uno de los escasos canales de la TDT que tienen un ADN español y que apuestan por la producción propia. Su valentía tiene premio y el canal sigue siendo muy valorado por los anunciantes, que apuestan por su target comercial eminentemente masculino.

La cadena cerró febrero con un 1,6% de share, dato que aun así se queda ligeramente lejano al 2% que lograron en el mismo mes de hace tres años. En 2015 DMAX batió su récord histórico en el mes de junio gracias a Roland Garros con un 3,3% de share.

Otro de los productos estrella de la cadena es ‘Wild Frank’, que en febrero igualó la media de la cadena (1,6%) con sus dos episodios sobre rescates. No es un dato positivo para Frank Cuesta, ya que este es su tercer peor registro en sus ocho años de televisión.

Mejor le fueron las cosas al presentador con los especiales sobre la tauromaquia emitidos en octubre (2% de share), pero el récord lo sigue ostentando su persecución al tigre de Bengala: casi 650.000 seguidores de media y un 3,7% de cuota de pantalla.

El presentador leonés sigue lejos de los registros que logró en Cuatro (1,5 millones de espectadores y media del 7,7% de share), pero es consciente de que sus programas ahora se emiten por Discovery en una centena de países, por lo cual su audiencia actual es infinitamente superior a la que lograba en la televisión en abierto.

Otras estrellas de DMAX son el Mago Pop (cuyo desembarco en Estados Unidos ha resultado controvertido), espacios valientes y premiados como ‘Clandestino’ de David Beriain, formatos con un toque ‘yankee’ que benefician a la imagen de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como ‘Control de fronteras’, y algunos docu-shows de entretenimiento como ‘091’ o ‘Tanto x ciento’.

La última gran apuesta del canal ha sido ‘Leyendas’, donde Quique Peinado entrevista en las noches de los miércoles a deportistas. Su estreno, que también se vio en Eurosport 2, logró un dato ligeramente bajo para un estreno: 228.000 espectadores y el 1,3% de share vieron la amable entrevista del periodista vallecano a Fernando Torres.

LAS POLÉMICAS DE FRANK CUESTA EN DMAX

Frank Cuesta se ha visto envuelto en los últimos tiempos en varias polémicas. Especialmente llamativa ha sido su guerra contra PACMA, que se niega a participar en sus shows y cuyos acólitos le afean al presentador su supuesto cambio de discurso sobre algunos temas controvertidos que tienen que ver con el respeto a los animales.

DMAX
Frank Cuesta en la presentación de la penúltima temporada de ‘Wild Frank’.

El presentador denunció el mes pasado que tenía las redes sociales “petadas de insultos y de brutalidades y flipo. Está claro que viene de la página del PACMA Madrid, y otras, que han utilizado post de caza y fotos donde aparezco yo con cazadores para decir que ‘No a la caza'”.

Y sentenciaba: “Son unos sinvergüenzas porque están promoviendo odio. El animalismo debería ser un movimiento de amor, no de promover odio. Están creando un movimiento en el que la palabra cateto, asesino, psicópata, bestia son las que se utilizan continuamente. Están creando el odio hacia los humanos”.

¿CAMBIO DE DISCURSO?

Algunos fans le afean a Frank Cuesta que haya dejado el discurso animalista más vehemente para llenar sus redes de mensajes patrióticos o de lanzar guiños liberales. El showman afeó a Dani Mateo su sketch en el que se sonaba la nariz con la bandera de España.

“Es una pena ver cómo poco a poco se pierde el respeto por los valores de nuestro país. La verdad es que al final del día es un trozo de tela con colores, pero es la tela que representa la unión de un país, es un valor muy importante, por ejemplo, para los militares que defienden nuestra libertad fuera de nuestras fronteras”, señaló.

Al presentador, eso sí, no se le pude regatear un ápice de valentía porque llegó a atreverse a cargar contra la Casa Real porque no respondieron a su petición para ayudar a su exmujer.

“Me quedará el rencor de por qué hay gente tan mala en el mundo, el rencor de que el jefe de Estado de mi país no ha tenido ni medio minuto para decirle a uno de sus decenas de secretarios que mandase tres líneas de aliento a tres niños españoles, que viven escondidos por miedo, que viven humillados por una injusticia y que se sienten desamparados”, explicó.

Y añadía: “¿Qué es una tontería lo que termino de decir? No. Viva y viva el Rey…, pero después de un año y de haber recibido más de un millón de mensajes en… Aquí se han retratado, pero bueno, como dice el sobrino de nuestro rey: ¡Quítate chino de mierda! De él mejor ni hablo”.

Los mensajes de Cuesta han sido variados: ha anunciado que se negó a grabar en Venezuela (“no podía promocionar un régimen que le cortaba los derechos a todo un país”), y ha atacado a Mediaset por emitir un programa como ‘¡Vaya fauna!’, producido por un hijo de Silvio Berlusconi y por promover el turismo animal en Crazy Trip.

DMAX
Frank Cuesta en una foto promocional.

Pero es evidente que algunos críticos en las redes no le perdonan que presuntamente haya moderado sus reivindicaciones o que, según algunos compañeros, algunos de sus vídeos más virales sean fruto del montaje, situación que él sigue negando.

Sea como fuere, es evidente que el showman sigue siendo un presentador con un gran tirón y ha sido capaz de apostar por un formato de autor en DMAX en unos momentos en el que prácticamente todas las cadenas se dedican a adaptar productos extranjeros que en algunas ocasiones carecen de alma.