DKV telemedicina atención telefónica
De izquierda a derecha: Miguel García (subdirector general), Javier Cubría (director general Financiero), Javier Vega de Seoane (presidente) y Josep Santacreu (CEO). Foto: Merca2

La aseguradora DKV, ante la crisis social y sanitaria derivada del Covid-19, ha puesto en marcha una serie de iniciativas dirigidas a familias, particulares, autónomos y empresas. Por eso cuenta con un plan cuya finalidad es reforzar el compromiso con sus clientes, tanto a nivel asistencial como económico.

En el terreno asistencial, por ejemplo, DKV ha reforzado los servicios de telemedicina. Lo ha hecho a través de la app Quiero cuidarme Más. Una aplicación que también está abierta a la sociedad, en general. Basta con descargarla, crear una cuenta, y podrán chatear con médicos voluntarios que atenderán sus consultas y, en caso necesario, contactarán con ellos por teléfono.

La iniciativa se llama #MédicosfrentealCOVID y cuenta con la colaboración de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)  y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC). Además, hemos tenido el apoyo de personalidades como Alejandro Sanz, de cadenas de supermercados, farmacias, gasolineras, etc. Este servicio de consultas médicas por chat está siendo atendido por cerca de 800 médicos voluntarios, y ha recibido ya miles de consultas.

También DKV ha reforzado los servicios de atención telefónica para sus clientes. En este caso, incluye las principales especialidades de su cuadro médico: medicina general, medicina interna, cardiología, neumología, psiquiatría, pediatría y ginecología.

“En relación a nuestros clientes, les estamos llamando por teléfono para interesarnos por cómo están y por si necesitan algo. Además, estamos informándoles de los servicios que tienen a su disposición, tanto de telemedicina -un servicio que hemos reforzado en las especialidades más demandadas- como en atención psicológica, oferta de servicios nutricionales y de ejercicio físico durante el confinamiento”, señalan.

DKV, EMPRESAS Y AUTÓNOMOS

DKV también ha impulsado un “Decálogo de venta responsable” entre sus canales comerciales y ha puesto en marcha la campaña “Ahora toca ayudar”, dirigida especialmente a los clientes de edades avanzadas, consistente en llamadas individuales para preguntar por su situación y ver si necesitan alguna ayuda.

Entre las principales medidas destacan las dirigidas a familias e individuos, como la inclusión de la cobertura de tratamiento farmacológico extrahospitalario ante la infección por Covid-19; la adopción de soluciones a medida durante el estado de alarma en caso de dificultades ante el pago de la prima.

“La Unidad de Gestión Avanzada de cliente estudiará cada caso, buscando soluciones individualizadas para cada situación, una vez conocida la misma. La compañía ha desarrollado diferentes alternativas para poder adaptarse en tiempo real a cada situación. También se dará a los clientes la posibilidad de pagar con tarjeta los recibos domiciliados devueltos en este período, sin recargos adicionales”, puntualizan. Además, se extenderá la atención psicológica y los servicios de salud digital a todos los clientes de la Compañía, independientemente del producto o cobertura contratado.

En relación a los autónomos, además de aplicarse las mismas medidas que a familias e individuos, para aquellos que tengan contratada la cobertura de Incapacidad Temporal, se han diseñado soluciones individualizadas en caso de cese de actividad obligatoria o voluntaria, adaptando la cobertura y la prima mientras dure el estado de alarma, con la posibilidad de extenderlo dos meses adicionales.

Aegon concienciacion familliar coronavirus

Aegon pone el foco en la concienciación familiar en tiempos de coronavirus

La compañía aseguradora Aegon está llevando a cabo una serie de actuaciones relacionadas con el coronavirus. Dichas actuaciones se engloban en tres apartados, que...

Y referente a las empresas, se han diseñado tres líneas de soluciones: por un lado, facilidades de financiación con aplazamiento de pago de recibos en casos de especial afectación que se puedan justificar; por otro lado, en empresas que hayan aplicado un ERTE y durante la duración del mismo, la posibilidad de que los empleados puedan contratar directamente la misma cobertura que tenían si su empresa deja de pagar el seguro médico a la plantilla; y por último, la posibilidad de acogerse a una adaptación provisional de su cobertura, manteniendo la medicina primaria, urgencias y soluciones de medicina digital y a distancia para los casos que así lo requieran.

Comentarios de Facebook