DKV
De izquierda a derecha: Miguel García (subdirector general), Javier Cubría (director general Financiero), Javier Vega de Seoane (presidente) y Josep Santacreu (CEO). Foto: Merca2

Ocurrió el pasado mes de marzo. En dos ocasiones, DKV negó a la Generalitat Valenciana no acudiendo a sendas reuniones para negociar las condiciones de compra de Marina Salud (de la que la aseguradora es propietaria del 65%, el otro 35% pertenece a Ribera Salud). ¿Objetivo? El Ejecutivo valenciano quiere recuperar para la gestión pública el área de salud de La Marina que abarca, entre otras instalaciones, el hospital de Denia. ¿Motivo de la ausencia? “Es un tema ideológico”, dijo Josep Santacreu, consejero delegado de DKV, durante la presentación de resultados.

Pero, más que ideológico, es cuestión de números. “Desde 2009, todavía tenemos temas que cerrar”, corroboró Javier Cubría, director general financiero de DKV durante el mismo acto. Según Valencia Plaza, todavía están sin terminar las negociaciones entre la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana y Marina Salud.

El precio máximo ofertado por la Generalitat no se acerca a lo pretendido por la aseguradora

En concreto, están terminadas las liquidaciones de 2012 a 2015, por unos 77 millones de euros en favor de la Generalitat. Las correspondientes a 2016 y 2017 están a punto de cerrarse. En concreto, el precio máximo que puede pagar el Gobierno valenciano a DKV se acerca a los 16 millones de euros más la deuda que Marina Salud tiene con sus socios (unos 35 millones de euros). De esos 16 millones, el 65% correspondería a DKV. Eso es lo que ha provocado que la aseguradora alemana haya decidido no sentarse a negociar, según el digital valenciano.

“Respecto al Hospital de Denia, después de diez años de inversión es ahora cuando estamos empezando a ganar algo de dinero. El pasado año ya conseguimos el break even. Nos conformaríamos con un retorno sobre el capital del 1% o del 2%, muy lejos del 7,5% fijado inicialmente. No hemos llegado a un acuerdo de salida porque nos ha faltado tiempo”, se justificó Josep Santacreu.

Fue entonces cuando afirmó que “siempre hemos mantenido interés en cumplir el contrato, llegar a los 15 años pactados, e incluso prorrogarlo”. Sin embargo, si la Generalitat quiere revertir la situación, están dispuestos a escuchar pero no en las condiciones actualmente puestas sobre la mesa. “Deben plantearnos cosas razonables”, subrayó.

DKV, CHINA Y LA COMPETENCIA LOW COST

DKV, que pertenece al grupo alemán Ergo (Munich Re), ha dejado claro que en su futuro plan de crecimiento no tiene cabida la compra de ningún hospital. “Tuvimos el 20% del accionariado de la Clínica Quirón y acabamos desinvirtiendo porque creímos que era lo más acertado.Lo más higiénico es que las aseguradoras no tengamos que integrarnos verticalmente con el sector hospitalario. Si esto se mantiene como hasta ahora, es lo mejor para todos. Si no, buscaremos otras fórmulas. Pero ahora mismo no estamos pensando en hacer ninguna compra en el sector de los hospitales”, manifestó el consejero delegado de DKV.

Respecto a otros mercados, Josep Santacreu indicó que el grupo Ergo está presente en 25 países, y que la prioridad es consolidar su presencia en todos y cada uno de ellos. Sin embargo, Asia (en concreto China e India), está en su foco a corto plazo, o como dijo Santacreu, “es una zona de prioridad inmediata”. ¿Y Latinoamérica? Más a medio plazo, no ven el desembarco a corto plazo, sino más bien dentro de un par de años.

AXA

AXA mantiene la ‘cuota francesa’ tras el relevo en la cúpula

La nueva CEO de AXA en España, Olga Sánchez, llegó al puesto tras 25 años en la compañía. Tras reemplazar a Jean Paul-Rignault, la matriz ha decidido que sea otro francés quien ocupe la vacante dejada por la española.

Respecto a los resultados cosechados durante 2018, el grupo DKV aumentó su beneficio neto un 102%, para llegar a los 36,7 millones de euros; el bruto, por su parte, se quedó en 51,2 millones (+34%).

Sin embargo, el crecimiento en primas fue más bien nulo, sólo un 0,29%. “En primas cada vez nos cuesta más seguir creciendo al mismo ritmo por la competencia y porque el ramo de Vida y Hogar tuvo un crecimiento negativo”, reconoció Javier Cubría.

Ahí los denominados como producto low cost (por ejemplo, Vivaz de Línea Directa), les están quitando una parte del pastel. “Vemos una disociación entre la compra de producto barato y otro de más calidad. Nosotros tenemos varios rangos de copago y lo nuestro cliente quiere es el producto más barato o el más caro, un servicio más concreto, o un servicio total sin copago”, concluyó el consejero delegado de DKV.