El tenista Novak Djokovic está de actualidad. Y todo a pesar de que el tenis esté paralizado debido a la crisis de coronavirus. Ha provocado reproches y burlas, como en el programa de Ana Rosa Quintana, donde el periodista Jorge Bustos lo rebautizó como ‘DjoCovid’. El apodo no es para menos, porque el serbio debió de pensar que la desescalada ya era una carta blanca o bien que no había pasado nada. Djokovic lo ha pagado dando positivo por Covid-19 tras organizar un torneo benéfico obviando las medidas de seguridad básicas y necesarias.

El campeón serbio convocó nada menos que a 4.000 personas para que disfrutaran de su tenis y el de otras estrellas de la raqueta en el llamado Adria Tour, celebrado en su país natal, Serbia. La intención podría ser buena pero ha provocado una oleada no sólo de contagios sino de críticas merecidas.

Las críticas de Ana Rosa al Djokovic

La presentadora del magazine matutino fue tajante en sus valoraciones. Calificó de “impresentable” al tenista serbio y mostró la indignación añadida por el peligro que supone que se contagie una mujer embarazada.

¿Pero tiene alguna explicación “lógica” esta actitud? Pues en la lógica de Djokovic seguramente si. De todos es sabido sus firmes creencias en ciertas prácticas pseudo científicas o directamente prescindir de la ciencia, como en su convencida cruzada contra las vacunas. De hecho, el serbio también ha declarado su firme idea de que este virus u otros no se combaten con soluciones científicas.

Djokovic

Como si el coronavirus no hubiera existido

Novak Djokovic no ha sido el único ni el primero de los tenistas que se contagió debido al torneo. Primero fue Grigor Dimitrov, luego Borna Coric y este martes Viktor Troicki, junto con su mujer embarazada. Desde mayo ya se había despertado algo este deporte realizando torneos de exhibición para que los jugadores fueran cogiendo tono y forma. Pero siempre sin público y bajo estrictas medidas de seguridad e higiénicas.

El gobierno serbio, la organización y por supuesto Djokovic deberán o deberían asumir su grado de culpa por la celebración de un evento que no sólo no cumplía las normas básicas. De hecho, daba la impresión de que el coronavirus no había asolado Europa y el resto del mundo, sin atisbo alguno de protocolos. Es cierto que en Serbia y Croacia ha golpeado muy poco la pandemia, pero no están exentos de rebrotes y de perjudicar al resto de países que van saliendo ya del túnel y podrían recaer.

Los participantes de este torneo entre amigos, con tenistas de primer nivel como Thiem, Zverev (persona de riesgo al ser diabético), Dimitrov o Coric, no pasaron pruebas anti-covid a su llegada. De hecho, Novak, que pasó el confinamiento en Marbella, recibió a muchos en el aeropuerto de Belgrado con efusividad y sin mascarilla. Las medidas de distanciamiento no se respetaron porque nunca se impusieron. Los jugadores compartieron todo tipo de espacios y actividades aparte del tenis, como pachangas de baloncesto o fútbol. Se fueron de cena y también de fiesta a una discoteca. Un auténtico alarde de irresponsabilidad que ha tenido y tendrá consecuencias.

Y ahora qué

Según la prensa, también estaría infectado otra persona de su enterno: Marko Paniki, preparador físico de ‘Nole’. Un Djokovic que, a pesar de todo, se ha negado a someterse a pruebas de detección ‘in situ‘. Ha regresado a Belgrado en avión privado para ponerse en manos de un epidemiólogo de su confianza.

El serbio está ahora señalado no sólo por la opinión pública sino por la ATP, WTA e ITF. Tampoco ayuda como decíamos su postura frente al virus y las vacunas. Y ha llegado incluso a criticar a la organización del US Open, previsto para el 31 de agosto, por los estrictos controles que quieren imponer.

Algunos compañeros de circuito como Noah Rubin, Mitchell Krueger o Nick Kyrgios reaccionaron con mensajes duros o sarcásticos. “Temerario y decepcionante”, “liderazgo estelar” o “Felicidades” fueron algunos de ellos. El precedente sienta cátedra de lo que no ha de hacerse y pone en alerta a Roland Garros, que pensaba abrir sus instalaciones al público en septiembre. Veremos si todo esto trae más cola de cara a la reanudación del circuito.

Comentarios de Facebook