Autopilot
Waymo ha estado desarrollando una tecnología que no requiere de participación humana.

Solo el 35% de los españoles afirma ser capaz de estar durante 0 segundos sin mirar el móvil mientras conduce. Un dato cuanto menos preocupante, sobre todo si tenemos en cuenta el porcentaje restante. Los comportamientos al volante varían en función de la edad de los conductores, pero existe un elemento común, y es que apelar a lo emocional es mucho más efectivo que las prohibiciones al uso.

El reciente estudio presentado por Gonvarri y Movistar revela datos como estos. La encuesta realizada a conductores españoles entre 18 y 65 años establece varias conclusiones, entre ellas que el móvil es una de las principales causas de distracción al volante en nuestro país. A pesar de las últimas innovaciones tecnológicas, desde el manos libres para hablar por teléfono hasta lector de whatsapp, no es suficiente. De hecho, nueve de cada diez españoles reconoce que usa el móvil durante la conducción, y el 85% indica que escribe mensajes mientras está al volante.

La DGT ha lanzado numerosas campañas publicitarias para advertir sobre los peligros de usar el móvil mientras se conduce; sin embargo, los resultados del estudio señalan que, si se mostrasen casos reales o al menos, más realistas serían más efectivas. La parte emocional adquiere un papel importante, puesto que, el 74% de los conductores declara que los mensajes de hijos a padres o viceversa, serían más significativos.

El sector del automóvil español

El sector del automóvil reclama medidas “realistas” y sin discriminar a nadie

El vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ha analizado los principales retos y problemas a los que se enfrenta el sector del automóvil en...

Las distracciones al volante son un problema. Las estadísticas de la DGT cifran en un 33% los accidentes mortales a causa de distracciones, según datos de 2017, los últimos publicados. Mejorar los hábitos en la carretera es un reto; el 85% de los conductores españoles cree que la tecnología sería importante a hora de conducir con mayor seguridad. Como conductores, nosotros mismos reconocemos que en España existen malos hábitos a la hora de conducir; sin embargo, más del 90% de los encuestados afirma que conduce de manera responsable.

El teléfono móvil se presenta como la principal causa de distracción al volante. Pero no es la única, el cansancio o la conducción agresiva completan los primeros puestos. Programar el GPS durante el trayecto, comer y beber, fumar, el clima y las mascotas también forman parte de la lista.

LOS JÓVENES, MÁS CONCIENCIADOS CON EL CONSUMO DE ALCOHOL

Mientras que los jóvenes, según muestra el estudio están más concienciados de no conducir bajo los efectos del alcohol; los conductores de mayor edad otorgan más importancia a no usar el móvil mientras realizan esta actividad.

Si comparamos los hábitos de conducción, la brecha generacional se materializa los tiempos de uso del móvil, a pesar de que un segmento haga más uso de él. El tiempo medio considerado por los españoles de consulta del teléfono móvil sin perder atención de la carretera y correr peligro es de 2,37 segundos. Los jóvenes (18 a 24 años) en cambio, elevan la cifra hasta 3,55 segundos, lo que equivale a 120 metros en una velocidad constante de 120 km/h.

LOS CICLISTAS, PELIGRO EN LAS CARRETERAS

Los accidentes relacionados con los ciclistas son muy frecuentes. Aunque los españoles respeten la distancia de seguridad, por regla general, muchos conductores consideran un problema que las bicicletas circulen por las carreteras como lo hacen los vehículos a motor.

Cuando se trata de culpar, la mayoría de los conductores no lo dudan, los vehículos son los responsables de los incidentes. El estado de las carreteras (51%) y los propios ciclistas (44%) son los otros dos motivos que apuntan en la encuesta. Se trata de un problema, puesto que tan solo un 11% de la población consultada considera que la presencia de los ciclistas en las carreteras no supone un problema.

El 2017 terminó con un aumento de las cifras de mortalidad de ciclistas, de 67 a 78 con respecto al año anterior. Todavía no aparecen publicadas las estadísticas del 2018 para conocer si este dato. Lo que parece estar claro es que es necesario tomar las riendas al volante para hacer de las carreteras un lugar de tránsito seguro para todos.