ciberseguridad

Con el cambio constante de las nuevas tecnologías y el desarrollo del mundo electrónico, cada vez es mayor la afluencia masiva de dispositivos conectados en nuestras vidas digitales. No sorprende que la seguridad de IoT sea una de las principales preocupaciones en ciberseguridad. Según cálculos realizados por importantes consultoras, el tamaño del mercado de IoT alcanzará los 243,000 millones para finales de este año 2020. El crecimiento y la popularidad de los dispositivos conectados a IoT conducen a un aumento en la demanda de desarrollo de aplicaciones IoT con su cuota de preocupaciones y desafíos de seguridad, desafíos que no se pueden ignorar. Los IoT ofrecen, a diferencia de la seguridad web estándar, numerosas provocaciones únicas con respecto a la protección. Los protocolos de información, los estándares y las capacidades del dispositivo son mucho más extensos, la dificultad también crece exponencialmente. En este post te contamos las provocaciones de seguridad de primer nivel en el ecosistema del IoT que debes conocer. Además de saber de antivirus que eviten esos problemas, si aún no sabe qué antivirus es bueno, compárelo con otros, de esta manera es mucho más factible conocer las virtudes y debilidades que existen.

Provocaciones de seguridad IoT

Seguridad de datos de IoT y cuestiones de privacidad

Los problemas relacionados con la privacidad y la protección de datos, tanto datos móviles, como web o datos en la nube, fueron, y siguen siendo, en la actualidad, el mayor problema en el mundo interconectado actual. Lo que están haciendo las grandes empresas es manejar una amplia gama de dispositivos de este tipo, como televisiones inteligentes o impresoras conectadas, entre otras muchas cosas, que aprovechan los datos y los transfieren constantemente.

En líneas generales se trata de una información de datos de usuarios que se distribuye y se vende en diferentes compañías, esta transmisión infringe los derechos de seguridad de datos de todos los usuarios y por tanto da una mayor desconfianza. En este sentido se deben de establecer unos acuerdos y unas leyes de privacidad que enmarquen la información confidencial antes de almacenar las cargas útiles de datos IoT, de manera que se gestionen y se identifiquen individualmente.

Pruebas y actualización de IoT

En la actualidad, según los datos y análisis estadísticos, existen casi 23 mil millones de dispositivos que están ampliamente vinculados mediante IoT en todo el mundo. Se han extendido y alcanzarán más de 30 mil millones para este año 2020 y más allá de 60 mil millones para el año 2025.

Las empresas de tecnología se encuentran con una dificultad importante a la hora de desarrollar estos dispositivos, ya que con cualquier descuido se pueden manipular los riesgos de seguridad relacionados con estos. Existen aparatos que no reciben actualizaciones y otros que las reciben de manera muy limitada.

Si recordamos los sistemas informáticos que existían en años anteriores, estos tenían el mismo problema que se fue resolviendo mediante actualizaciones de manera automática.

La relación con internet

Mientras que los dispositivos vinculados de IoT continúan expandiéndose, la cantidad de malware y ransomware aumentará para usarlos y abusar de ellos. Por una parte, ransomware se enfoca en el cifrado para bloquear a los usuarios de varios dispositivos y plataformas, para ello existe una hibridación abierta de esfuerzos de malware que propone combinar los distintos tipos de ataques. Los ataques de ransomware se concentran en restringir o paralizar la funcionalidad del dispositivo y robar la información valiosa de los usuarios.

Los dispositivos de IoT en constante crecimiento ofrecerán incertidumbre en cuanto a preocupaciones sobre futuras transformaciones de ataque.

Principales vulnerabilidades de los dispositivos IoT

El problema con los equipos IoT es que vienen configurados de fábrica sin apenas seguridad siendo muy vulnerables a una gran variedad de ataques. Estos dispositivos se diseñan pensando en su funcionalidad pero, en ningún momento, se piensa en su seguridad, por lo que los mecanismos necesarios para su conectividad de forma remota son inseguros.

Otro aspecto que les hace vulnerables es su incapacidad para aplicar actualizaciones de firmware, lo que hace imposible parchear las vulnerabilidades de seguridad a medida que se van desvelando. La mayoría de las herramientas de seguridad existentes no son válidas para equipos IoT, por lo que los administradores no tienen visibilidad sobre qué dispositivos están conectados y cómo están actuando. Ninguna de las capas de ciberseguridad estándar que existen actualmente, pueden proporcionar una protección adecuada para IoT dentro de la red. Es una de las cosas que necesitas recordar sobre ciberseguridad.

Cómo prevenir un ataque a través de un dispositivo IoT

En caso de dispositivos utilizados en entornos domésticos se recomiendan dos normas fáciles de aplicar: por una parte cambiar la contraseña que viene por defecto entrando en el panel de configuración. Segundo, limita el acceso al exterior de tus aparatos electrónicos internos, cortando todos los accesos y salidas posibles.

En definitiva, también es fundamental tener un buen antivirus que ayude a paliar todas las amenazas posibles.