funeraria Madrid
Imagen del cementerio de la Almudena.

La Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios ha presentado los resultados del 2018. En las cuentas del pasado ejercicio llama la atención el aumento que se ha producido en los salarios de la Alta Dirección de la funeraria de Madrid. En este sentido, los directivos de la compañía han pasado de cobrar 274.061 a 405.889 euros. Una subida de sueldo que se corresponde al incremento de número de contratos de Alta Dirección. En un ejercicio, esta partida presupuestaria ha aumentado un 40% por la incorporación de tres nuevas personas que aunque no son directivos, si tienen un contrato de Alta Dirección, según afirman desde la propia empresa. 

De todos modos, este aumento no guarda relación con el devenir de la empresa que ha vuelto registrar unos ingresos muy parecidos a los de 2017, cuando registró una caída del 9% de los mismos.

El 15 de septiembre de 2016 la empresa funeraria de Madrid pasó a ser al 100% del Ayuntamiento de Madrid, encabezado por Manuela Carmena. Hasta esa fecha, Funespaña tenía el 49% del capital. Por tanto, 2017 fue el primer año completo que la compañía fue gestionada en su totalidad de manera pública y se tradujo en un notable descenso en los ingresos (cerca de 47 millones de euros). Cuando fue remunicipalizada, las pretensiones del Ayuntamiento eran recuperar el 40% de la cuota de mercado, sin embargo, se han quedado en el 36%. Una cuota que han vuelto a repetir este pasado 2018, según las últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil y recogidas por Insightview.

Estos cuestionables resultados no han sido un impedimento para que la Alta Dirección haya aumentado su personal y por consiguiente la partida presupuestaria para estos trabajadores. De hecho, la subida es de cerca de un 40%, una cifra nada desdeñable. En este sentido, en las cuentas se especifica que es el gerente, el secretario general, el director financiero, los jefes de departamento de sistemas, jefes de control de gestión y el adjuntos al Dirección Comercial de la sociedad los beneficiados de este de estos poco más de 400.000 euros.

De momento, el nuevo gobierno de José Luis Martínez-Almeida no se ha pronunciado con respecto a los planes de futuro para esta empresa funeraria municipal, aunque el Partido Popular siempre ha sido reacio a remunicipalizar compañías. Entre tanto, Fernando Sánchez González (gerente), Carlos Sanza de la Rica (secretario general) o Rafael Mendoza Reyes (director financiero), han aumentado entre un 1% y un 2% su sueldo en este último año y han aumentado su equipo en tres personas, a pesar de que la funeraria ingresa lo mismo que en el anterior ejercicio.

Borja Carabante

Borja Carabante incendia Metro a las puertas de las Elecciones municipales

Paradas del suburbano cerradas por culpa de construcciones de lujo, remodelaciones de estaciones paradas por problemas políticos, el amianto y sus efectos...

De todos modos, la Alta Dirección es un tema que afecta tanto al anterior equipo de gobierno, como al actual. Una situación que han denunciado en varias ocasiones los sindicatos. En este sentido, a finales de 2018, CCOO denunció que desde la remunicipalización de la funeraria, presidida en aquel entonces por el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Salud, Javier Barbero, y con Carlos Sánchez Mato de vicepresidente, habían incorporado a la plantilla un total de seis responsables de alta dirección “de designación directa”, de las que sospechaban que había “algún tipo de relación” entre ellas, según publicaba ‘LibreMercado’.

 

Remuneración de la Alta Dirección de la funeraria de Madrid.

EL PP TAMBIÉN TIENE UN PROBLEMA CON LA FUNERARIA DE MADRID

Una acusación que se ha repetido este mes de julio, pero con otro equipo de gobierno y otro sindicato implicado. En este caso es el Partido Popular y UGT los implicados. La central manifiesta que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid, SA, ha creado una nueva plaza de jefe de sección para adjudicarla a dedo a una persona con nombre y apellidos, según recoge el ‘Diario 16’.

Para los sindicatos esta plaza es completamente innecesaria y que solo serviría para inflar los salarios dedicados a directivos, ampliando claramente la estructura de costes fijos de la empresa. Además, también denuncian una progresiva disminución del trabajo en la empresa. Un descenso de la actividad que se ha podido notar en los ingresos de la compañía y en el resultado del ejercicio 2018 (1,7 millones de euros, un 57% menos).

UNA SITUACIÓN INENTENDIBLE

De un color o de otro, lo cierto es que esta empresa municipal comprueba como año tras año sus ingresos y sus resultados se estancan o descienden, mientras que el número de contratos de Alta Dirección no para de aumentar. Una ecuación que no tiene sentido en la situación real y actual de la compañía.