Digi

El sector telecos español se aprieta. El operador de origen rumano Digi mete más presión a los grandes, y junto con sus ofertas y promociones muy ajustadas de precio, ha aumentado su despliegue de fibra propia. Además, lo hace con operarios contratados por la propia compañía, lo que otorga mejores resultados a la hora de ejecutar las portabilidades fijas.

De esta manera, Digi mete cada vez más presión al resto de operadores, y ya no se trata de un pequeño ‘outsider’ del que no se preocupa nadie. A los grandes porque les quita clientes todos los meses; a MásMóvil, porque ya no es el único que crece de manera estable; y a Virgin Telco, porque era su rival directo y, por ahora, está teniendo mejores ratios de crecimiento.

Todo ello se acompaña de una estrategia de crecimiento muy medida. En concreto, según ha podido conocer MERCA2, Digi habría ajustado un ‘cherry picking’ muy preciso sobre los accesos mayoristas de Telefónica. Es decir, como ahora se pueden llevar accesos individuales, sin necesidad de llegar a acuerdos previos de un mayor volumen de usuarios a la hora de negociar los contratos mayoristas, Digi estaría seleccionando a la perfección las zonas donde necesita hacer mayor esfuerzo a la hora de invertir.

Así, estaría desplegando fibra propia de manera puntual donde tienen mayor volumen de captación. Este método de ‘cherry picking’ -escoger cerezas; es decir, el uso selectivo de la oferta mayorista solo donde se tiene un cliente seguro- elimina cualquier riesgo para los rivales y hace caer todo el riesgo inversor en Telefónica. Y eso lo está aprovechando Digi a la perfección.

DIGI TIRA DE DIGI

Otro de los puntos clave en esta estrategia es que Digi ha hecho una gran apuesta por la contratación de personal propio para el despliegue de fibra. Se ha visto obligado a esta situación para agilizar las portabilidades y que no haya ningún tipo de “problema técnico” que pueda surgir cuando el proceso se realiza de manera externa.

Además, la compañía empieza a asumir un importante nivel de inversión, sobre todo ahora que la marca se ha hecho un hueco en el imaginario colectivo y muchas personas están interesadas por las ofertas del operador.

Este motivo ha elevado las cifras de Digi en el tercer trimestre del año hasta captar 113.000 nuevos usuarios en el negocio móvil. Esto eleva la cifra a una cartera de clientes que ya supera los dos millones. Unos datos que empiezan a ser considerables. En el área fija, la compañía está con el objetivo de sobrepasar los 200.000 usuarios, un objetivo que el ritmo de captación lo conseguirá en los próximos meses.

En este contexto, además, se ha conocido hace unos días que Digi ha renovado su acuerdo mayorista con Movistar y tendrá acceso a su fibra como mínimo hasta 2026. De esta manera, se garantiza seguir exprimiendo esa estrategia de ‘cherry picking’ en las zonas donde no tenga poder de captación, mientras que seguiremos viendo furgonetas y operarios del operador donde no necesite tirar con red de terceros.