Sí, has leído bien. Sé que es difícil de creer pero hay una dieta con la que puedes perder hasta 8 kilos al mes comiendo helado a diario. No es una broma, así que veamos ese sueño hecho realidad: la dieta del helado para perder hasta dos kilos a la semana. ¿Cómo es posible que se adelgace con un productos que en casi todas la dietas se restringe o prohíbe? Pues vamos a darte las claves.

Y es que el helado es uno de esos alimentos que gustan a todo el mundo. No hay persona que diga que no le gusten, de uno de varios sabores. Pero es tan delicioso como nutritivo, con lo que unido a su refrescante sensación, se convierte en el alimento ideal del verano. Así que la utopía puede cumplirse: adelgazar en verano comiendo lo que más gusta en esta época.

En qué consiste la dieta del helado

dieta del helado

La dieta del helado es un régimen dietético hipocalórico que aportará de 1.200 a 1.300 kcalorías aproximadamente y que permitirá perder de 1 a 2 kilos por semana. La clave por tanto es la cantidad, con lo que puedes quitarte kilos comiendo este delicioso alimento. Lo podrás tomar cada día en las horas centrales, preferentemente en las comidas.

Además es una dieta ideal para esta época estival, donde cocinamos menos y buscamos alimentos más frescos y ricos. Una salvedad: los helados generalmente son pobres en fibras. A fin de suplir esta carencia, el resto de comidas serán dietéticamente equilibradas para conseguir una alimentación completa que aporte la fibra necesaria y no se resienta nuestra salud.