Diésel WLPT
Foto: Bloomberg.

Los vehículos de motor diésel matriculados a partir del 1 de septiembre tendrán que haber superado el nuevo sistema de medición de consumo de carburante, el denominado WLPT, más exigente y fiel a la realidad que el actual (NEDC). Por este motivo, sobre el papel este tipo de vehículos contaminarán más; aunque lo mismo sobre el asfalto.

Las autoridades europeas aprobaron el Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure (WLPT) en 2017 para medir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 de los automóviles de pasajeros, así como sus emisiones contaminantes. Hasta el momento, marcas y administraciones estatales han tenido un año para adecuar documentos oficiales, folletos, catálogos, regulaciones fiscales, etc. A partir del 1 de septiembre, todos los vehículos nuevos con motor diésel deben estar certificados de acuerdo con el procedimiento WLPT.

El NEDC data de 1980 y las marcas adaptaron la tecnología de sus modelos diésel para pasar con nota el test. Sin embargo, las mediciones reales daban unos resultados muy diferentes. Pregunten a Volkswagen. Estos escándalos, unidos a la creciente preocupación por el medio ambiente y la lucha contra los motores diésel, dieron como fruto el WLPT.

Europa contra Tesla

Los fabricantes europeos velan armas contra Tesla

Los fabricantes de automóviles de la Unión Europea, con Audio y Mercedes al frente, están dispuestos a invadir el segmento de los vehículos eléctricos...

La infografía de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) muestra las principales diferencias y novedades entre el NEDC y el WLPT.

NEDC vs WLPT diésel
Fuente: ACEA.

LOS DIÉSEL SERÁN MÁS CAROS

Una de las primeras consecuencias del WLPT es que muchos modelos diésel con el procedimiento WLPT cambiarán de tramo en la medición del CO2 y tendrán un impuesto de matriculación mayor. Los vehículos con emisiones inferiores a 120 g/km de CO2 están exentos del pago. Desde los 121 g/km hasta los 160 g/km, el importe asciende al 4,75 % del precio de venta.

Si se fijan en la publicidad o los catálogos de venta, muchas marcas anuncian que sus modelos emiten menos de los 120 gr/km que significa pagar o no pagar impuesto de matriculación. La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) calcula que en la actualidad pagan el impuesto de matriculación el 20 % de los coches que se venden en España. Con el nuevo protocolo, este porcentaje aumentará hasta el 70 %, según sus estimaciones.

Otra consecuencia. De nuevo, si han estado atentos a los anuncios habrán notado importantes descuentos en agosto de coches diésel. Las marcas están aprovechando estos meses para sacar ofertas y limpiar stock de modelos con este tipo de motorización. Con esta medida ahorran en impuestos de matriculación antes de la entrada en vigor del WLPT.

Este movimiento de las marcas afectará también al mercado de ocasión. Esta vorágine de matriculaciones en julio y agosto aumentará la oferta de vehículos de km 0 o procedentes de gerencia. De acuerdo a la ley más básica de la economía, con la misma demanda los precios bajarán. Si hay más coches y el número de compradores no crece, las marcas tendrán que luchar más para vender y ofrecer mayores descuentos.

Si está pensando comprar un coche diésel, aproveche las ofertas vigentes en agosto. Quizá el mismo modelo en septiembre cueste un 4,75 % más. Según un estudio realizado por el portal especializado Autocasión, hasta 271 modelos y 3.970 versiones a la venta en el mercado español aumentarán su precio por esta causa. También puede esperar y estar atento al mercado de segunda mano. Seguro que en el último trimestre de 2018 aparecen grandes oportunidades.

Comprar un coche en la actualidad no es una decisión sencilla para el consumidor. Los modelos de gasolina gastan más y el precio del combustible está por las nubes. Puede encontrar grandes ofertas en coches diésel, pero cada vez que intente aparcar en una gran ciudad sufrirá un buen “rejonazo” y la UE quiere acabar con ellos en la próxima década. Los eléctricos aún tienen poca autonomía y el precio de venta es desorbitado comparado con los de combustión interna. Están los híbridos, aunque hay poca oferta.