DIA desaprovecha proximidad regionales

Grupo Dia redujo un 55,2% sus pérdidas durante el primer semestre de este año, hasta situarlas en 187,7 millones de euros, en un contexto marcado por la crisis sanitaria derivada del covid-19, al tiempo que elevó un 8,9% sus ventas netas en España, hasta 2.264,2 millones de euros, según ha informado la compañía.

Entre enero y junio, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó en 176,9 millones de euros, trece veces por encima del logrado un año antes, gracias a la reducción de los costes de reestructuración, que disminuyeron “con fuerza” al concluirse las principales iniciativas de 2019 y pese a los costes extraordinarios de 26 millones debidos al covid-19.

Asimismo, las ventas netas del grupo se incrementaron un 2,1% durante el primer semestre, hasta 3.515,2 millones, gracias al impacto positivo tanto de las medidas de transformación como del aumento del consumo de alimentos en el hogar debido al confinamiento, y pese a la reducción del número de tiendas en un 6% y la depreciación del peso argentino (34,1%) y el real brasileño (19,1%).

Por su parte, las ventas comparables (‘like-for-like’) del grupo aumentaron un 8,7%, impulsadas por el incremento del 25,7% en la cesta media, que compensa el descenso del 13,5% en el número de tickets, con un crecimiento subyacente en España y Portugal antes de la pandemia y unas cifras positivas en junio (+10%).

Entre enero y junio, las ventas brutas bajo enseña alcanzaron los 4.293,2 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,1% respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante el primer semestre de este año, las prioridades de transformación incluyeron el desarrollo de la propuesta de valor comercial de DIA, oferta de marca propia y venta online, así como las mejoras en el modelo de franquicia y el mantenimiento de las eficiencias operativas.

En España, las ventas netas aumentaron hasta junio un 8,9%, hasta 2.264,2 millones de euros, continuando la tendencia positiva registrada en el primer trimestre de este año, y tras la relajación de las medidas de confinamiento, al tiempo que las ventas comparables crecieron un 13,9% y las ventas brutas bajo enseña un 6,8%, hasta 2.707,1 millones.

El Ebitda ajustado aumentó 140 puntos básicos pese a los costes por la pandemia y la contabilización de una partida por contingencias legales de 6,8 millones, debido al procedimiento sancionador iniciado por la Agencia de Información y Control Alimentario por presuntas infracciones de la ley el sobre funcionamiento de la cadena alimentaria.

El presidente de DIA, Stephan DuCharme, ha subrayado que los resultados financieros del segundo trimestre de la compañía demuestran el impacto positivo de la respuesta adoptada ante la situación de la covid-19 y de la transformación del negocio que viene ejecutando.

“Los clientes están respondiendo a nuestra atractiva oferta de proximidad y nuestras nuevas capacidades de venta online, y las positivas cifras de ventas comparables (‘like-for-like’) de junio y julio tras el confinamiento constituyen un buen indicador de dicho progreso”, ha subrayado.

DuCharme ha explicado que la firma ha controlado los costes ante el aumento de las exigencias en todo el sector en cuanto a medidas de protección y dotación de personal, gracias a las decisiones de eficiencia adoptadas en 2019, al tiempo que los principales indicadores financieros -como la mejora del capital circulante y los flujos de efectivo positivos- “evolucionan en la dirección correcta”.

De cara al futuro, según ha señalado, DIA seguirá desplegando durante el segundo semestre iniciativas de transformación en el marco de la hoja de ruta adoptada, centrándose en los pilares fundamentales de su modelo de franquicias y propuesta de valor comercial mejorada, que se apoyan en la optimización de la eficiencia operativas.

La deuda financiera neta mejora en 68,9 millones respecto a diciembre de 2019 gracias al dato positivo de flujo de caja de las operaciones y la mejora del capital circulante, al tiempo que la liquidez disponible se mantiene estable en 434,9 millones (420,8 millones a diciembre de 2019), con una mejora del perfil de vencimientos de deuda tras el acuerdo de refinanciación a largo plazo y la amortización de bonos realizada en julio de 2019.

La compañía cuenta con un total de 6.400 tiendas. En España se cerraron 40 tiendas Dia (25 franquicias y 15 propias), 9 franquicias en Portugal, 22 en Argentina (12 franquicias y 10 propias) y 3 en Brasil (2 franquicias y 1 propia).

Además, como parte del cierre estratégico anunciado para este tipo de franquicias, un total de 78 tiendas Cada DIA cerraron durante el primer semestre. Adicionalmente, se cerraron en España 76 tiendas Clarel y una La Plaza.