El Día Mundial del Enoturismo tiene lugar de forma habitual el segundo domingo de noviembre, y en esta ocasión las actividades preparadas habitualmente para la ocasión han tenido que ser adaptadas debido a la pandemia de COVID-19 y a las restricciones de movilidad en muchas provincias españolas.

El turismo del vino continúa en crecimiento en nuestro país y su impacto económico en España supera ya los 85 millones de euros, solamente teniendo en cuenta las visitas a bodegas y museos del vino, según datos del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España.

La cifra de negocio alcanzaría los 256 millones de euros al sumar la parte estimada correspondiente a los sectores de la restauración, hostelería, comercios y empresas de actividades de ocio que también implica.

La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) se suma un año más a la celebración del Día Mundial del Enoturismo a través de las actividades que han sido programadas durante esta semana tanto en las diferentes Rutas del Vino de España como en otras ciudades asociadas a Acevin.

Desde la organización señalan que este año es “singular” debido a la situación provocada por la pandemia de la COVID-19 y el nuevo estado de alarma, por lo que se ha modificado de manera sustancial la mayor parte del programa de actividades.

Las 31 rutas del vino que actualmente forman parte de la marca referente del enoturismo de España, Rutas del Vino de España, que gestiona Acevin, han adaptado sus propuestas a la actual realidad para poder llegar a todos y contar con las máximas garantías de seguridad sanitaria.

Muchas de las actividades se han adecuado a formatos online, mientras que las que se mantienen presenciales cuentan con protocolos de organización como reserva previa y grupos reducidos.

Entre las actividades propuesta para estos días se encuentran las jornadas de puertas abiertas en bodegas y monumentos, catas, visitas guiadas en museos del vino, paseos interpretativos por viñedos, charlas o talleres temáticos.

Las Rutas del Vino de España apuestan por un turismo de cercanía para celebrar este día teniendo en cuenta las limitaciones de movilidad que existen en gran parte de las Comunidades Autónomas españolas.

El Día Mundial del Enoturismo, iniciativa que partió hace doce años de la Red Europea de Ciudades del Vino (Recevin), se celebra en países como España, Portugal, Italia, Francia, Grecia, Alemania, Austria, Bulgaria, Eslovenia, Hungría y Serbia, además de otros como Brasil, Chile, Argentina o Uruguay.

El objetivo de este día es potenciar el turismo del vino y promocionar las regiones vitivinícolas como generadoras de riqueza económica, cultural y patrimonial en unos territorios de eminente carácter rural.