DIA

La situación de DIA desde hace tiempo es complicada. Se encuentra inmersa en un proceso de reenfoque y cambios de estrategia, además de los corporativos. Y el modelo de franquicia también está sufriendo alteraciones con el objetivo de tener una operativa parecida a la de una tienda propia. Algo que a muchos franquiciados les parece una maniobra para terminar con el sistema de franquicias. De hecho, DIA cerrará las franquicias Cada DIA.

En el primer semestre, DIA ha reconvertido 154 franquicias a tiendas propias. “Este cambio se debe a la nueva política de la sociedad de buscar franquiciados altamente cualificados que puedan ofrecer a nuestros clientes una mejor experiencia de compra”, según la enseña. Esta política continuará durante 2019, lo cual se verá reflejado en importantes cifras de trasferencia de tiendas franquiciadas a final de año.

Carrefour

Carrefour impulsa las ventas de la filial de servicios de IBM

En los últimos cinco años, la filial de servicios de IBM España se ha situado en la punta de lanza de todas...

Desde DIA reconocen a MERCA2 que la estrategia pretende que las franquicias operen como una tienda propia. “No es productivo tener diferentes modelos productivos”, aseguran. Por ello, “en toda la compañía se están probando modelos más eficientes”.

Para un grupo de franquiciados que se ha puesto en contacto con MERCA2 se trata de una estrategia de DIA para terminar con el sistema de franquicias. Denuncian que la cadena de alimentación “está cambiando las condiciones de los contratos que se suelen renovar anualmente”. Entre estas, destacan cambios en la cuota mensual de ganancias por ventas, en los horarios de reparto de camiones o el desabastecimiento de productos. En caso de no aceptar estas condiciones, estos franquiciados aseguran que “rescinden los contratos”. De esta forma DIA se queda con las franquicias y las reconvierte en establecimientos propios

Además, señalan que en DIA “el pedido de perecederos, como la fruta, es automático desde hace un mes”, sin tener en cuenta las necesidades de cada tienda. También afirman que el pedido automático se extenderá a todo el surtido. Un surtido que actualmente se está simplificando y reduciendo, afectando, según los franquiciados, más a sus tiendas que a las propias de DIA. Algo que supone para estas tiendas –la mayoría de barrio– una perdida de clientes y, por tanto, de ventas.

Desde la compañía reconocen que se está “produciendo una racionalización del surtido con el objetivo de simplificar la operativa de tienda”; sin embargo, desmienten los cambios de los pedidos automáticos y la intención de la enseña de poner fin al sistema de franquicias.

CIERRE DE CADA DIA

Dentro de estos cambios, DIA ha decidido cerrar una de sus marcas fraquiciadas. Desde este mes y “de forma paulatina, no se renovarán los contratos de las franquicias de la enseña Cada DIA a medida que alcancen su fecha de vencimiento”, según un comunicado interno al que ha tenido acceso MERCA2.

De esta forma, se produce el cese de la enseña Cada DIA y desaparece la marca, según confirman fuentes de la cadena de alimentación. El cierre de las 201 tiendas se hará en función del acuerdo con cada uno de los establecimientos. Una vez que finalicen los contratos, los propietarios de las franquicias no podrán usar ni la marca ni vender productos de la enseña. Desde la compañía estiman que a lo largo de 2020 desaparezca la enseña de forma definitiva, tras la finalización de los contratos más largos.

Fuentes de la compañía aseguran a MERCA2 que “este no es el modelo de franquicia que DIA quiere”. Así, en el comunicado interno afirman que “DIA sigue confiando en el modelo de franquicia para asegurar un futuro rentable y sostenible para la compañía. El cese de la actividad de Cada Dia se enmarca dentro de la simplificación y unificación de los formatos y líneas de actividad del grupo, como parte de su estrategia de negocio”.

Cabe recordar que este formato estaba enfocado a las poblaciones más pequeñas, especialmente las rurales, para que el franquiciado, sin tener la necesidad de transformar el establecimiento en una tienda DIA, pueda ofrecer productos de la marca. De hecho, en algunas poblaciones es el único supermercado que existe.

MALOS RESULTADOS DE DIA

DIA ha registrado unas ventas netas de 3.400 millones de euros en el primer semestre de 2019, un 7% menos; mientras que ha cosechado una pérdida neta atribuible de 418 millones de euros. Entre los motivos que explican esta caída, DIA achaca a los problemas de abastecimiento y a las tiendas deficitarias.

En cuanto a las tiendas propias, el número también se reduce. A finales de junio de 2019, DIA operaba un total de 6.809 tiendas, 629 menos que al cierre del mismo periodo del año anterior, acumulando 34 nuevas aperturas y 663 cierres durante el periodo. El número de tiendas ha disminuido en 315 en España (de 4.684 a 4.369), tras la apertura de ocho nuevas tiendas y el cierre de 323 en los últimos seis meses.

Comentarios de Facebook