Tecnología y transparencia: claves de la educación financiera

Los españoles siguen sin aprobar en educación financiera, lo dicen las encuestas. Y además, se enfrentan a una brecha digital donde se encuentra una generación más joven y tecnología, y otra de edad más avanzada e incluso más rural, acostumbrada a solucionar sus problemas en su oficina bancaria habitual. Pese a todo, el futuro se presenta más optimista si se afronta desde la formación y la transparencia, donde el acceso a la información a través de la tecnología es clave.

Así lo han explicado Sergio Ávila, analista de mercados de IG; Verónica López, directora de la Fundación AFI; Lucas González, representante en España de la Comisión Europea; Vicente Varo, director de contenidos de Finect y Miguel Ángel Cicuéndez, vicepresidente de ASEAFI en una mesa de debate organizada por MERCA2 con motivo del día de la educación financiera.

Para Sergio Ávila (IG) que solo un 49% de los españoles tenga conocimientos básicos de finanzas, muestra una lejanía con los países escandinavos, donde la cifra sube al 71%. Y ha considerado que queda “mucho camino por recorrer”. En la misma línea, Verónica López (AFI) ha detallado que “España no puntúa bien” en el cómputo internacional y según la encuesta de competencias financieras que realizó el Banco de España y la CNMV en 2016 “existen carencias en la comprensión de términos y conceptos de la economía o las finanzas”.

Sergio Ávila, analista de mercados de IG

Por su parte, Lucas González (Comisión Europea) ha considerado que en España tiene “una importancia crucial” la asunción de riesgos. Así, “tener una formación adecuada” ayuda a ser consciente de qué se está haciendo y genera un buen impacto en las finanzas personales y en la salud financiera.

En este sentido, Vicente Varo (Finect) ha visto diferencias con el pasado. Antes, España era ese alumno que el profesor “mira con cariño” porque se esfuerza y avanza, pero la materia “era gris y aburrida”. Ahora el panorama ha cambiado “por los golpes” que ha recibido el ahorrador y el consumidor”. “La gente ha visto que no tener ni idea te expone a asumir riesgos que no deberías”.

BRECHA DIGITAL: LA ESPAÑA RURAL FRENTE A LA TECNOLÓGICA

En palabras de Varo, la digitalización está dejando una “España vacía” de oficinas bancarias y un problema “de difícil solución”. Pero la tecnología juega a favor porque “acerca a las personas”. De hecho, las personas mayores tienen cada vez “más acceso” a los nuevos dispositivos y “ya hacen uso de ellos”.

Verónica López, directora de la Fundación AFI

González ha considerado que en el pasado se cometieron errores porque los que ofrecían productos financieros “tampoco eran plenamente conscientes de los riesgos”. Ahora, el mundo digital “debe ser una palanca de cambio” y las personas “deben aprovechar” el acceso a una web o incluso a YouTube para buscar información.

López ha destacado la importancia de fijar objetivos para afrontar la brecha digital. “Cualquier iniciativa debe empezar con un buen diagnóstico” y tener un objetivo “definido y comunicado” ayuda a contrarrestar la España vacía. A su parecer, hoy en día “hay pocas transacciones bancarias que requieran de un cajero o una sucursal” y esto le ha llevado a cuestionarse “si hay un objetivo claro”.

En primer plano Miguel Ángel Cicuéndez, vicepresidente de ASEAFI

Para Ávila, es el Gobierno y las Comunidades Autónomas quienes deben hacer un esfuerzo por acercar la formación financiera a aquellos más alejados de las nuevas tecnologías. Mientras que las entidades que se dedican a los mercados financieros deben tener en cuenta “que no todos los productos están hechos para todos los perfiles”.

LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN FINANCIERA

Miguel Ángel Cicuéndez (ASEAFI) ha insistido en la importancia de la formación. “La banca que quiera trabajar con nosotros debe estar muy formada y no toda la está” explica “hay bancos que hemos rechazado por no tener la capacidad”.

En este sentido, Lucas González ha hablado de la necesidad de un equilibrio entre la transparencia y la información. “Una sin la otra no va bien”. Y ha insistido en que un cliente “debe estar perfectamente informado” antes de tomar una posición de riesgo. “Si necesita dos horas para leerse un documento, lo necesita”.

Vicente Varo, director de contenidos de Finect

Vicente Varo ha hablado de la importancia del intermediario y su obligación de informar bien de los productos complejos. Mientras Verónica López ha aconsejado a los más jóvenes “que no les de vergüenza preguntar “cuando no entiendan algo y “nunca firmen nada sin haber leído las condiciones”, por las implicaciones que puede tener en el corto plazo.

Cicuéndez también se ha mostrado preocupado con cómo va a afrontar el español conservador un mercado donde el S&P 500 está en máximos históricos y la rentabilidad de la renta fija está en mínimos. “Lo que viene por delante no puede ser bueno de ninguna manera y menos si no están bien formados”.

ECONOMÍA: UNA ASIGNATURA PENDIENTE

Ávila ha explicado que la asignatura de economía debe estar en los colegios “desde edades tempranas y llegar a la Universidad sin haber dado nada “es impensable” porque hay que tener conocimientos básicos sobre como se gestiona el dinero. Y López ha puesto el foco en los niños y en la educación escolar, porque los más pequeños deben entenrer cómo funciona el mundo, “sin agobios ni estrés”. Y en este sentido, la labor de los docentes “mediante juegos”, es la clave.

Lucas González, representante en España de la Comisión Europea

Para Cicuéndez el problema se ha trasladado al plano político. “Hay ciertos sectores políticos que están en contra de la educación financiera y cuando nos estrellemos con el tema de pensiones nos daremos cuenta de donde estamos” ha aclarado.

Así, Verónica López ha destacado que “hablar honestamente de estos temas, sin ideología” es la asignatura pendiente de este país. Mientras Vicente Ávila ha subrayado que el cambio en la educación pasa por iniciativas como la del Banco de España y la CNMV. Y para los más jóvenes “un vídeo de YouTube, por ejemplo”.

Lucas González no ha visto necesario implantar en el colegio una asignatura de educación financiera “pero si explicar unos conceptos muy básicos sobre el funcionamiento del dinero y su impacto” pero en la Universidad si, “es el paso previo antes de enfrentarse al mundo”.