DIA

DIA ha registrado unas ventas netas de 3.400 millones de euros en el primer semestre de 2019, un 7% menos, durante el primer semestre de 2019. La falta de stock, el cierre de tiendas y los problemas económicos están detrás de estos resultados con los que se estrena Mikhail Fridman como dueño de la cadena de alimentación, que también ha anunciado el despido colectivo de 210 trabajadores de Max Descuento.

Así, en el marco de la ya anunciada discontinuación del negocio cash & carry, la compañía ha iniciado un proceso de despido colectivo para su filial Grupo El Arbol Supermercados y Distribución, que afecta principalmente al cierre de las tiendas Max Descuento y que podría afectar a un máximo de 210 empleados, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Situación que se suma al ya anunciado Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 1.604 empleados en España además de la reducción de plantilla adoptadas en otros países (principalmente Brasil) para mejorar la productividad de las tiendas, almacenes y sedes centrales.

El Corte Inglés rescata políticas del pasado para integrar a Bricor

El arranque de la nueva era de El Corte Inglés con Marta Álvarez a la cabeza ha llegado con cambios necesarios. Algunos,...

Asimismo, DIA ha registrado una pérdida neta atribuible de 418 millones de euros por el traspaso de tiendas franquiciadas a propias que ha afectado inicialmente a 222 tiendas con el objetivo de mejorar y reforzar la red de franquicias y el plan de optimización del surtido comercial, según la compañía.

No obstante, desde DIA aseguran que ya están revirtiendo la situación. En cuanto a la evolución del negocio a partir del segundo trimestre, con la llegada nueva dirección y la inyección de liquidez de junio, la prioridad inmediata ha sido normalizar la relación con los proveedores, eliminar las faltas de stock y abastecer completamente las tiendas y almacenes, con el fin de estar preparados para dar un servicio completo a los clientes y volver a la normalidad lo antes posible.

El efecto positivo de esta normalización ya es visible en julio y agosto, ya que en este periodo las ventas comparables muestran una recuperación gradual y significativa desde los mínimos históricos registrados en junio (-15,5%).

PREVISIONES POSITIVAS

De cara al futuro, la compañía tiene la intención de seguir apoyando y promoviendo esta recuperación inicial de las ventas a través de diversas iniciativas en diferentes ámbitos (el área comercial, operaciones, logística) con el objetivo común de impulsar la afluencia de clientes a las tiendas, mejorar las ventas y la productividad.

“La nueva dirección de DIA es plenamente consciente de la exigente situación. El equipo tiene los conocimientos y la experiencia para poner el negocio de nuevo en marcha y continuar tomando las medidas necesarias para situar a DIA en una posición de fuerza y lograr el éxito a largo plazo. Todos los días habrá mejoras y cambios, lo que llevará algún tiempo”, señala Karl-Heinz Holland, consejero delegado de Grupo DIA.

La efectividad de la refinanciación de las líneas existentes, las nuevas líneas de financiación obtenidas, los préstamos con participación en beneficios y los futuros ingresos procedentes de la ampliación de capital prevista, implican la eliminación de la causa de disolución por pérdidas. La estructura de capital viable a largo plazo y la solución a las necesidades de liquidez de la misma sientan las bases para el cambio exitoso del negocio, según la empresa.