Mercadona DIA Aldi

Ni más ni menos que 650 espacios dentro de sus tiendas. Dicho de otra manera, a final de 2020, Mercadona tiene previsto que la sección ‘Listo para comer’ esté presente en una de cada tres tiendas. De momento, son unas 500 las tiendas que ya la tienen puesta en marcha. Para conseguir su propósito, la inversión en el presente año será de más de 170 millones de euros.

Sin embargo, en esta particular carrera por llevar platos recién hechos a las casas de los ciudadanos, Mercadona no está sola. DIA y Aldi también apuestan por poner recetas caseras al alcance de sus clientes. Lo que diferencia a Mercadona de estos dos competidores es que sus platos se elaboran de cara al público. Es decir, que el usuario puede ver cómo se están elaborando en las propias tiendas. Incluso, se pueden degustar en ellas, in situ, ya que hay sillas y mesas.

La cadena a los mandos de Juan Roig, que tuvo que echar el freno a la sección con motivo del coronavirus (estuvo paralizada durante el estado de alarma que abarcó desde los meses de marzo a junio), ha decidido darle un empujón. Para lograrlo, cuenta con una plantilla de más de 4.000 personas que han recibido formación específica. ¿La rentabilidad? Dada la actual situación, se antoja difícil a corto plazo. Pero es más una apuesta a medio plazo.

La variedad es otra de las señas de identidad del ‘Listo para comer’ de Mercadona. Desde una menestra de verduras, pasando por la hamburguesa Angus, o el tradicional pollo asado, sin olvidar la pizza o el bocadillo de jamón. Son más de 120 proveedores los que abastecen la sección.

MERCADONA FRENTE A DIA

Gazpacho de almendras, gyozas teppanyaki, salmorejo, tortilla de patatas, croquetas de jamón… estas son algunas de las ‘armas’ con la que DIA pretende responder a Mercadona. ¿Su nombre? ‘Al punto’. Se trata de una marca de comida preparada cuyo surtido está compuesto por una treintena de propuestas.

Un parte importante de estos productos son platos precocinados, como las costillas a la barbacoa o el muslo de pollo con patatas. Y se pueden calentar en el propio recipiente ya sea en el microondas o en el horno. En el caso de Mercadona, la comida se sirve en envases sostenibles elaborados con caña de azúcar o de cartón. Son 13 proveedores españoles los que elaboran los productos de DIA.

Daurella Mahou clan rico

¿Daurella o Mahou? La lucha por ser el clan femenino más rico de España

No son las mujeres más ricas de España. Por delante de ellas están Sandra Ortega (5.600 millones de euros), Hortensia Herrero (2.400 millones), o...

Dada la cada vez mayor competencia entre este tipo de establecimientos, DIA ha decidido jugar una baza. Y esa no es otra que la de la entrega a domicilio, más rápido que nadie. De ahí que haya lanzado su Servicio Express. Los consumidores podrán elegir entre más de un millar de productos. Una selección que abarca también ‘Al punto’.

Así, de viernes a domingos, los consumidores de DIA tienen a su disposición 13 recetas caseras cocinadas en el día. Un menú de fin de semana que abarca platos como el pincho de tortilla, la paella mixta, la ensaladilla rusa o las croquetas de jamón. ¿Precios? Entre 1,39 y 4,85 euros. Eso sí, el hecho de poder tener esta materia prima en casa, en un plazo máximo de una hora, tiene un precio. El coste fijo es de 4,90 euros. Ese precio es invariable, no depende ni del tamaño de la compra, ni de la distancia a la que se encuentre el domicilio. Si el pedido supera los 30 euros, entonces, el importe se rebaja a 3,50 euros.

La propuesta de DIA es posible gracias al acuerdo que la cadena ha firmado con dos compañías: Grupo Mox y Glovo. La primera se encarga de llevar a cabo el reparto en Barcelona y Valencia. La segunda, en el resto del territorio nacional.

ALDI PIDE PASO

Junto a Mercadona y DIA, Aldi no quiere perder comba en este particular partido. En su caso, el nombre del servicio es el de ‘La Cocina de Aldi To Go’. Este servicio de platos preparados arrancó a comienzos de este año.

Su principal baza respecto a Mercadona y DIA es el precio. Una horquilla que va desde los 0,96 euros, hasta 6,49 euros. Tabulé oriental, dos tipos diferentes de tortillas de patatas, lasañas, hummus, albóndigas alemanas frikadellen, o codillo de cerdo adobado, son algunas de sus propuestas.

¿Las últimas? Macarrones a la boloñesa, pollo al curry, risotto de setas, e, incluso, opciones veganas y sin gluten. Productos cuyo precio es inferior a tres euros. En total, la oferta de Aldi abarca 50 propuestas diferentes como ensaladas con base de quinoa, cuscús, bulgur y sándwiches.

Con esta oferta, lo que busca la enseña alemana es contentar tanto a aquellos que optan por los sabores tradicionales, como aquellos otros que prefieren descubrir nuevas experiencias. Recetas sencillas, sin colorantes, aromas artificiales, ni potenciadores de sabor.

La carrera por conquistar el paladar de los consumidores está servida entre Mercadona, DIA y Aldi. Cada uno está poniendo en juego sus ‘armas de seducción’: comida elaborada a la vista, platos naturales, exóticos, a precios asequibles, y con la opción de estar en casa sin necesidad de acudir a la tienda en menos de una hora. El plato está servido. En manos de los clientes está a quién quieren ‘hincar el diente’.