Se cumplieron las expectativas, al menos en el ámbito de la salida cantada de DIA del Ibex. El Comité Asesor Técnico ha decidido excluir los títulos de la distribuidora del principal selectivo español de acuerdo a las normas técnicas. Su puesto lo ocupará Ence y su incorporación se hará efectiva el 24 de diciembre.

Todos los analistas coincidían en colocar a DIA fuera del Ibex. El maremoto bursátil que ha vivido en los últimos tres meses el valor ha provocado que su capitalización (0,18% capitalización promedio) sea muy inferior al 0,3% medio del índice en el último periodo de estudio. No obstante, había que confirmarlo y la noticia saltó al cierre del mercado en la sesión del 10 de diciembre.

Sube a la primera división de la bolsa española Ence. Era de las favoritas de los analistas consultados por MERCA2 para el ascenso, por detrás de MásMóvil, y el Comité Técnico Asesor al final se decantó por la compañía especializada en la producción de celulosa de eucalipto y en energía renovable con biomasa.

Ignacio Colmenares, CEO de Ence, ha afirmado al conocer la noticia que “contar con un puesto entre las 35 empresas con mayor volumen de negociación en bolsa del país supone un importante paso para Ence de cara a la nueva etapa estratégica que afronta la compañía, así como el reconocimiento a la exitosa ejecución del Plan Estratégico 2016-2020 que hemos logrado finalizar con un año de antelación sobre los plazos que nos habíamos marcado”.

De esta manera, Ence ha completado de manera anticipada este ejercicio los objetivos que se había propuesto en su Plan Estratégico 2016-2020, por lo que acaba de presentar un nuevo Plan que guiará la estrategia de la firma en el periodo 2019-2023. El nuevo plan estratégico, presentado el pasado mes de noviembre, contempla una inversión de más de 1.100 millones de euros para aumentar y diversificar sus negocios de celulosa y energía renovable.

Las acciones de la compañía han registrado un año de subidas y bajadas para acumular en 2018 un cierre casi plano a 10 de diciembre. Inició 2018 a un precio de 5,50 euros y finalizó la sesión de su anuncio de ascenso a 5,38 euros, es decir, un retroceso del 2,18%. Tras ascender hasta máximos anuales que rozaron los 9 euros (8,93 euros el 8 de octubre), los títulos de Ence han retrocedido hasta el nivel de los 5 euros.

EL CALVARIO DE DIA EN BOLSA

No ha habido sorpresa, ni milagro. Tras un año negro en Bolsa, DIA ha salido del selectivo español cuando el precio de su acción estaba, de nuevo, en mínimos históricos de 0,5 euros la acción. Muy lejos de los 3,5 euros por título con los que debutó el 5 de julio de 2011 o de los 5,58 euros de hace un año con la entrada en el accionariado de Letterone Investment, firma del inversor Mikhail Fridman.

DIA
Evolución de DIA en Bolsa en el último año.

Los últimos meses en Bolsa de la cadena de alimentación no han hecho más que constatar los vaivenes en su estructura y accionariado. Con momentos tan puntuales y críticos como cuando anunció una revisión a la baja del objetivo de Ebitda a un rango entre 350 y 400 millones de euros, comparado con 568 millones de euros en 2017. Ese 15 de octubre, DIA, la empresa registró la mayor caída bursátil que se recuerda en los últimos tiempos. DIA cedió un 42% al cierre de la sesión pasando de los 1,86 euros por acción a los 1,08 euros.

Pero la situación en el mercado bursátil no mejoró. Solo una semana después, el 22 de octubre, abría la sesión a 0,88 euros y la cerró con una caída del 24,5% (hasta los 0,66 euros), tras la publicación de la revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018 que certifica un efecto patrimonial negativo de 56 millones de euros en las cuentas de 2017.

El 30 de octubre, presentó resultados. Las ventas del grupo de supermercados DIA cayeron en los nueve primeros meses de 2018 el 13,9%, hasta 5.490,5 millones de euros. Ese día no aportó cifras sobre la evolución de su beneficio debido a “la realización de un test de deterioro” de sus activos.

Sin fecha aún concreta para el plan estratégico, el año 2019 será de transición para la empresa de alimentación. Se espera que la compañía venda sus divisiones de Clarel y Maxi DIA para aliviar la deuda y los créditos. La deuda neta de DIA al final del tercer trimestre aumentó a 1.400 millones de euros desde los 1.200 millones de euros, con un apalancamiento de 3,1 veces sobre su ebitda.

LA LLEGADA DE FRIDMAN

El 28 de julio de 2017, DIA vivió uno de sus últimos momentos de gloria en la bolsa al cerrar la sesión con un precio 5,58 euros por acción, coincidiendo con la entrada en el accionariado de Letterone Investment, firma del inversor Mikhail Fridman. Desde la entrada de Fridman en el accionariado la situación ha ido de mal en peor. Con un 29% del accionariado y al borde de lanzar la opa, los cambios directivos se han sucedido. Entre ellos, Ricardo Currás abandonó a finales de agosto la dirección que recayó en Antonio Coto.

No obstante, hace una semana sorprendió una nueva dimisión. Stephan DuCharme presentó al Consejo de Administración de DIA su dimisión un mes y medio después de haber sido nombrado presidente tras la salida de Ana María Llopis. La mano derecha de Mikhail Fridman, experto en retail y Managing Partner de L1 Retail, estaba llamado a ser el hombre fuerte del magnate ruso que liderase el cambio de la cadena desde dentro.

Con información de Sandra Tobar.