La Dirección General de Tráfico (DGT) se posiciona del lado de empresas como Share Now, Zity, Wible y Emov by Free2Move y reconoce la importancia de este segmento para una movilidad más eficiente, al complementar otras ofertas de transporte urbano y promover así el uso del transporte colectivo en sus diferentes modalidades frente al uso del vehículo privado.

El carsharing se ha convertido en una opción más de movilidad en las principales ciudades españolas. La publicación de la instrucción sobre esta modalidad en el Registro de Vehículos supone un impulso para el sector del coche compartido flexible, y el reconocimiento de la DGT como pieza clave para una movilidad sostenible.

Además, conlleva también el reconocimiento de una tendencia creciente en la demanda de servicios de movilidad flexibles, dinámicos y que se adapten a las nuevas necesidades de transporte urbano.

DISTINTIVO CARSHARING

Los coches compartidos y las motos compartidas cuentan ahora con una definición específica en el Reglamento General de Vehículos, y la DGT, con una pegatina especial para distinguirlos.

Se considera vehículo carsharing a “un vehículo destinado al alquiler sin conductor que se dedica a un uso concatenado e intensivo por un número indeterminado de usuarios dentro de una zona de servicios delimitada. Debe estar disponible, en cualquier momento, para ser utilizado mediante el empleo de aplicaciones móviles”.

La DGT recomienda colocar esta pegatina en el ángulo superior izquierdo del parabrisas del vehículo y, si éste no dispone de parabrisas, como es el caso de muchas motos, en un sitio bien visible.

Después de su solicitud, en un plazo de 24-48 horas estará disponible la pegatina. Las compañías de viaje compartido flexible agradecen este distintivo que les facilita el análisis del impacto de los desplazamientos, así como el desarrollo de estrategias de movilidad y la adopción de medidas de seguridad vial.

VENTAJAS CON LA ETIQUETA

En este sentido, el distintivo también permitirá que, tanto públicos como privados, puedan poner en marcha medidas específicas de fomento de estos servicios, como ventajas fiscales, acceso a zonas residenciales y estacionamiento en zonas restringidas, entre otros.

Por otro lado, la señal de estacionamiento de vehículo compartido que ya se encuentra funcionando en los espacios dedicados en exclusiva al aparcamiento de carsharing, tanto en Ifema, Sanchinarro como en Las Tablas, permitirá a los usuarios una mejor identificación de estas zonas de estacionamiento prioritario.

Estas zonas se encuentran en nodos claves para la movilidad, facilitando así la intermodalidad y la posibilidad de elegir la opción de transporte más ventajosa para cada usuario.