fumar en el coche dgt

Según la Dirección General de Tráfico, el 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales en España se producen por distracciones. Si bien la lucha actual de la DGT se batalla contra el uso del móvil mientras se conduce -elemento en el que el último cambio normativo ha sido muy duro-, también fumar al volante es una causa frecuente de distracción. Sus perjuicios, además del riesgo que implica para la seguridad vial, también atañe a la salud de los usuarios de los habitáculos. El humo del tabaco contiene más de 7.000 sustancias, siendo nocivas unas 250 y cancerígenas alrededor de 70. Fuentes de la DGT apuntas que, a largo plazo, la exposición al humo del tabaco dentro de un vehículo aumenta el riesgo de sufrir un ictus, enfermedades cardiovasculares, tumores y bronquitis crónicas. ¿Significa esto que la DGT prohibirá fumar en el coche? ¿Puede un conductor ser multado por ir fumando mientras conduce? Aclaramos tus dudas.

¿QUÉ DICE LA NORMA EN ESPAÑA SOBRE FUMAR EN EL COCHE?

¿Puedo fumar en el coche? ¿Me puede caer una multa? Si nos atenemos al Reglamento de Circulación de la DGT, en España no está prohibido fumar en el coche. Ahora bien, esta ‘permisibilidad’ tiene trucho: si los agentes de Tráfico consideran que fumar está generando una distracción que pone en riesgo la seguridad vial, sí puedes ser multado. ¿Por qué entonces esta aparente contrariedad entre la no prohibición y recibir la temida multa?

El Reglamento de Circulación, sobre el que se basan las autoridades de Tráfico para emitir las sanciones, advierte de que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción para garantizar su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”. Así pues, si la autoridad alega que el conductor está distraído y es un riesgo para sí o para el resto de los usuarios de la vía, podrán multar con el beneplácito de la DGT.

multas dgt