DGT

La pandemia por coronavirus y la obligatoria en el empleo de la mascarilla ha traído consigo un gran miedo e incertidumbre ante posibles contagios, muchas personas ya no usaran el transporte público en sus trayectos diarios, conllevando que se incremente la utilización de coches particulares y alternativas prácticas como las bicicletas y los patinetes.

Aquellas personas que escogen la opción del vehículo propio, pese a que deben tener en consideración las estrictas medidas sanitarias, tienen que tener mayor grado de precaución en el uso de las mascarillas que permitan aligerarse de multas impresionantes como de 100 euros. Hoy en Merca2 te contaremos cuales son los 5 descuidos que pueden afectar tu traslado en el coche.

Tenerla donde no se debe

Poder evitar una multa no requiere únicamente que se tenga en el coche la mascarilla, sino que también esta debe ser utilizada de manera correcta, con un buen ajuste a lo largo de la zona donde se encuentra la nariz y la boca. En el caso que un agente argumente que la persona que está situada en el volante la tiene mal puesta, y que por ende origine complejidad en su visión, puede ser un hecho excepcional para que el individuo sea sancionado según lo especificado en Reglamento de Circulación (artículo 18.1).

Dicha reglamentación señala lo siguiente: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.”