facturas impagadas Covid 19

Según indica la compañía Credit Back, la venta de carteras de morosos para recuperar los impagos ha experimentado una notable subida en los últimos meses

Sin duda alguna, la pandemia del coronavirus ha tenido un gran impacto en todos los sectores económicos, algo que se puede ver reflejado en los numerosos negocios que han echado el cierre definitivo. Otras empresas han sido capaces de salir adelante, sin embargo, la situación de morosidad es bastante preocupante, por lo que no es extraño que cada vez más negocios busquen soluciones para recuperar impagos.

En este sentido, Credit Back tiene mucho que decir, puesto que esta compañía ofrece diferente soluciones frente a la morosidad, entre las que destaca la compra de deuda de facturas impagadas. Gracias a esta solución financiera, las empresas optimizan el tiempo de cobro de las facturas, de modo que pueden centrarse en lo más importante: la gestión del negocio.

Según los datos aportados por Credit Back, la venta de carteras de morosidad para la recuperación de facturas impagadas se ha incrementado en los últimos meses, sobre todo, a raíz de los efectos económicos que ha provocado la pandemia del COVID-19. Y es que con esta fórmula financiera, las empresas pueden recuperar los impagos, sin que ello les genere un coste adicional.

Situación de las empresas españolas en tiempos de COVID-19

La realidad es que la crisis sanitaria del coronavirus ha afectado de manera directa al tejido empresarial, ya que durante algunos meses, muchos negocios han tenido que permanecer cerrados. Ante esta situación, multitud de empresas han entrado en una zona de alto riesgo de quiebra, lo cual se traduce en un incremento de la probabilidad de impago de las deudas contraídas.

Algunos indicadores económicos son bastante claros, y en el peor de los escenarios, la deuda no sostenible generada por el COVID-19 podría llegar a los 100.000 millones de euros -un 11% del total de deuda en el sistema-. Una cifra alarmante, que viene a demostrar la complicada situación que están atravesando los negocios españoles, ya que la deuda empresarial no deja de crecer.

Por suerte, en la actualidad, existen algunas compañías como Credit Back, la cual se encarga de ofrecer soluciones para hacer frente a los impagos. Mediante este tipo de empresas, cualquier negocio puede reclamar directamente la deuda -sin necesidad de acudir a un órgano judicial-, debido a que Credit Back adopta la posición acreedora del negocio frente al deudor.

Soluciones de compra de deuda de facturas impagadas

Como ya se ha comentado anteriormente, la pandemia del coronavirus ha tenido un enorme impacto en la economía de las empresas, puesto que la cadena de producción ha disminuido de forma considerable. Un problema que termina afectando a todos los negocios, ya que hay que tener en cuenta que muchas deudas contraídas, se van a quedar en un segundo plano.

Conscientes de este panorama, la compañía Credit Back ofrece diferentes soluciones que permiten reclamar deudas empresariales, para que los negocios puedan cobrar todas las facturas impagadas. Un proceso que consta de varias fases, puesto que en primer lugar, Credit Back realiza un análisis de la cartera de impagos. Posteriormente, esta compañía presenta la mejor propuesta posible de cotización de la cartera.

Después de este paso, llega el momento de comprar la deuda en sede notarial, para que el proceso tenga todas las garantías legales. Finalmente, Credit Back comunica a los deudores su posición de acreedor, de modo que las empresas no tienen que llevar a cabo ninguna acción. Una solución realmente eficaz, que permite ahorrar tiempo en el cobro de las facturas impagadas.

Crece la morosidad, pero mejora el ratio de cobro

Según indica la compañía Credit Back, en estos últimos meses, se ha producido una mejora en cuanto a la recuperación de deuda se refiere, debido en gran parte, a que las empresas están activando diversas soluciones para seguir operando. Un pequeño incremento del ratio de cobro que se sitúa en un 15%, por lo que se puede decir, que la morosidad sigue creciendo, pero las deudas contraídas se están pagando.

Las empresas de soluciones para la gestión de la morosidad empresarial juegan un importante papel en este sentido, ya que facilitan la recuperación de las facturas que no se han pagado. Y lo mejor de todo es que los negocios no pierden nada de tiempo, puesto que estas compañías especializadas en el cobro de deudas empresariales se encargan del proceso, pasando a ser acreedores directos de los deudores.