La deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE), que refleja la apelación bruta de las entidades al instituto emisor a través de las operaciones regulares de financiación, se situó en 196.375 millones de euros el pasado mes de junio, 20.333 millones por encima de los datos de mayo (+11,55%).

Según los datos del Banco de España consultados por Europa Press, el incremento fue del 19,5% en comparación con el mismo mes de un año antes.

Tras seis meses consecutivos a la baja, las entidades españolas rompieron en marzo esta racha y acumulan ya cuatro meses elevando su apelación al organismo presidido por Christine Lagarde, con una subida superior al 9% en marzo, al 17% en abril, al 5% en mayo y ahora al 11% en junio.

Por su parte, la apelación bruta del conjunto del Eurosistema al BCE alcanzó 1,14 billones de euros en junio, lo que supone un incremento del 18,2% frente a mayo y del 59,4% respecto a junio de 2019.

Así, la apelación de los bancos residentes en España al instituto emisor representó en junio el 17,09% del total del Eurosistema, un punto menos que en mayo.

PROGRAMA DE COMPRA DE ACTIVOS

Por otro lado, el volumen agregado de activos adquiridos en España en el marco de los distintos programas de compra de activos implementados desde 2009 por el BCE sumaba 398.893 millones de euros en junio, un 6,4% por encima del mes previo y un 19,8% superior en términos interanuales.

En el conjunto del Eurosistema, el importe agregado de las compras de activos alcanzó en el sexto mes de 2020 un total de 3,1 billones de euros, un 5,12% más que un mes antes y un 18% más que un año antes.

Según los datos del Banco de España, el volumen agregado de compras de activos en España representa un 12,86% del total correspondiente al balance consolidado del Eurosistema, 0,15 puntos por encima del mes anterior.

Comentarios de Facebook