Cofundadores de Inmotion Food.
Cofundadores de Inmotion Food.
endesa

InMotionFood es una plataforma del sector delivery que se encarga de que los platos alcancen “su punto óptimo” en el tiempo de reparto. Ellos no reparten, pero si cocinan y preparan el pedido “de una manera especial”. Después llega a las casas a través de las empresas de reparto a domicilio.

Todos sus productos se transportan en un packaging ecológico que garantiza que la comida llega en las mejores condiciones. Se pueden elegir platos de los cuatro marcas que tienen a su nombre: Nugu Burger, DelaAbuela, Huerta Nuestra y Caprinchos, todos ubicados en Madrid.

Después distribuyen el pedido a través de las principales plataformas de comida a domicilio, como Uber Eats, Just Eat, Glovo o Deliveroo. Su valor añadido y lo que le diferencia de cualquier empresa de la competencia es que su objetivo es tener en cuenta el tiempo que transcurre desde que el plato sale de la cocina hasta que llega al consumidor “para incorporarlo en el proceso”.

En su oferta prima la cocina tradicional, pero no faltan sus hamburguesas 100% carne ecológica (su plato estrella) donde el pan “se termina de hacer en el transcurso del viaje”. Así lo explican los cofundadores, Enrique Pérez-Castro y José Luis Domínguez de Posada, en una entrevista con MERCA2.

NACER EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

InMotionFood nació en enero de 2020, pero terminó de arrancar en marzo, en tiempos de coronavirus. Sin embargo, esto no ha sido un problema, de hecho les ha dado el empujón perfecto. Durante estos días de confinamiento, el delivery se ha convertido en la alternativa a cocinar en casa y sus pedidos se han acelerado.

Desde que abrieron su cocina, el uso de guantes de látex, uniforme y mascarillas ha sido obligatorio en todo momento. Al principio de cada turno el personal se mide la temperatura y sigue estrictamente las pautas de distanciamiento social tanto dentro como fuera de su puesto de trabajo. También trabajan estrechamente con las empresas de reparto para tomar las medidas adecuadas durante el reparto y la entrega en domicilio.

Su concepto de comida española tradicional, a través De La Abuela, parece haber encontrado un nicho de mercado para el que la oferta escasea. Los guisos y potajes “están gozando de gran popularidad entre nuestros clientes”, que buscan una oferta de comida tradicional y elaborada como la de antes.

Pero también han visto cómo sus hamburguesas, las Nugus, que se caracterizan por cocinarse mientras viajan y usar carne ecológica de vacuno 100%, han tenido un enorme éxito. “El hecho de que varios clientes nos contactasen a través de nuestro perfil de Instagram para felicitarnos por el producto ha sido la mayor satisfacción.”

UN SERVICIO “ESENCIAL”

Los restaurantes tienen permitido ofrecer servicio de delivery porque ha sido considerado un “servicio esencial” durante el estado de alarma. Pero, al no poder ofrecer su servicio de mesas, a muchos no les salen las cuentas y han tenido que cerrar temporalmente.

Esto a su vez ha afectado a los proveedores, que se han visto obligados a reducir rutas de repartos. Aunque el suministro está garantizado, el sector ha tenido que hacer ajustes para adaptarse a la nueva realidad en las cadenas de aprovisionamiento.

Entre tanto, están en contacto constante con las 4 grandes plataformas de reparto con las que trabajan y han activado promociones como gastos de envío gratuitos. “De esta forma todos arrimamos el hombro para superar esta crisis” concluyen.

Comentarios de Facebook