Deliveroo apuesta por mantener a sus trabajadores como autónomos

El cuarto cumpleaños de Deliveroo en España ha estado marcado por la actualidad. Los riders son, además de su principal quebradero de cabeza, uno de los pilares de esta empresa de delivery y sus condiciones laborales se cuestionan desde hace meses. Los procesos judiciales en curso dan fe de ello. Los acuerdos firmados con las principales asociaciones de riders de España buscan ser el garante del compromiso de Deliveroo con sus repartidores.

“Si todos los riders estuviesen contratados, no podríamos hacer frente a los picos de demanda”, defiende el director general de Deliveroo en España, Gustavo García Brusilovksy. En una entrevista con MERCA2 el directivo explica que el objetivo es que haya una solución que permita incrementar la protección sin perder la flexibilidad que los riders.

“Nosotros defendemos que los riders son autónomos, y que lo son porque esto es lo que les permite disfrutar de la libertad y control de sus vidas. Ellos eligen cuándo, cómo y con quién colaboran. Creemos que es posible mantener su condición de autónomos, que les ofrece esos y otros beneficios, e incrementar su seguridad y protección. Y esto es también lo que opinan la mayoría de los que colaboran con Deliveroo”, justifica.

Las citas en los juzgados de Deliveroo y empresas de la competencia son constantes en los últimos años. Las principales reclamaciones por parte de los repartidores van en la línea del incremento de la seguridad y mejora de las condiciones laborales.

UN NUEVO MARCO REGULATORIO

“Estamos en contacto permanente con todas las asociaciones de riders. Para nosotros es fundamental trabajar con ellos para seguir construyendo los pilares del sector y de un modelo que está teniendo un importante impacto económico en el país. Queremos que todos los riders puedan estar representados y seguiremos trabajando para ello”, aclara García Brusilovsky durante la entrevista con MERCA2.

Asoriders (Madrid) firmó un acuerdo con Deliveroo en octubre de 2018, y con la Asociación Autónoma de Riders (Barcelona) han sellado el entendimiento en octubre de 2019. Estos acuerdos de interés profesional (API) incluyen actualmente al 60% de los riders de la empresa de delivery, aunque esperan que este porcentaje aumente progresivamente.

El modelo regulatorio ideal para Deliveroo pasa por una modificación del TRADE (trabajador autónomo económicamente dependiente) para que se adapte a las nuevas relaciones laborales existentes, y conseguir así que oriente a incrementar la protección de los repartidores de plataformas.

DARDO A LA COMPETENCIA

Deliveroo es una compañía pura de comida. Esta es la visión del director general de Deliveroo, y señala que, personalmente, las promociones agresivas en precio no le gustan. Ponen el foco en el equilibrio entre servicio, selección y precio, y pese a que asegura que no quieren entrar a valorar la estrategia de los competidores, incide: “No nos gusta, no vamos a seguir por esa línea”.

En la empresa dirigida por Gustavo García aspiran a cubrir todas las comidas del día y califican el acuerdo con Starbucks como decisivo para penetrar en los desayunos, que desde septiembre se han disparado. Su estrategia es mantenerse como una compañía pura de comida. A pesar del acuerdo que anunciarán en el primer trimestre de 2020 con supermercados o grandes superficies comerciales para transportar su comida preparada, no se plantean llevar la compra porque supondría cambiar la logística de la empresa.

ESPAÑA CAMINO DE LA RENTABILIDAD

Tras casi un lustro de actividad en España, Deliveroo podría empezar a ser rentable en 2020. Desde la la empresa de reparto explican que, la tendencia de los mercados está más encaminada a premiar el crecimiento positivo rentable que aquel que no genera rentabilidad. Es por esto que según Deliveroo, el foco está puesto en un crecimiento que sea rentable.

Los datos globales de la empresa reflejan un aumento del 72% en ventas a cierre de 2018 y para 2019 los números parecen mantenerse. El incremento del número de riders no es proporcional a los nuevos restaurantes y cadenas que se suman al catálogo de Deliveroo, siendo mucho menor el primero. Deliveroo no facilita los datos financieros específicos de España.