Damm

La lucha contra el plástico no solo ha calado en las cadenas de distribución con el cobro de las bolsas o la eliminación de este material de forma paulatina. Las marcas de productos también se suman con fuerza a esta tendencia, siendo las cervezas como Damm algunos de los ejemplos más sostenibles al eliminar las famosas anillas de plástico donde los animales marinos quedan atrapados.

Damm es una de las marcas de cerveza más avanzadas en esta cuestión. Dentro de su Plan Estratégico 2017-2021 está trabajando en la eliminación de las anillas de plástico utilizadas para unir los packs de sus latas con la implantación de un nuevo sistema de embalaje fabricado con materiales totalmente biodegradables.

La compañía está realizando una prueba con Estrella Damm, que próximamente permitirá la llegada de los primeros packs libres de anillas de plástico a algunos supermercados. De momento, el nuevo embalaje se encuentra en supermercados Keisy y Jespac, más típicos de Cataluña; aunque en Madrid también hay algún establecimiento.

Ni espárragos de Navarra, ni jamón ibérico: así engañan las etiquetas

La mayoría de las etiquetas de los alimentos contienen una serie de información confusa de cara a consumidor. Los porcentajes de los ingredientes o...

Si Damm obtiene el éxito esperado, el sistema se aplicará a la totalidad de la producción de latas de la compañía, permitiendo la eliminación del 100% de las anillas de plástico utilizadas para la agrupación de latas de todas las marcas de Damm. Este hecho supondría la reducción de más de 260 toneladas de plástico al año, el equivalente a casi 89 millones de unidades de anillas de plástico.

El nuevo formato de agrupación de latas se está realizando mediante el sistema LatCub de  Alzamora, que permite agrupar las latas con un embalaje de cartón 100% biodegradable, fabricado con 100% fibras naturales provenientes de árboles gestionados de forma sostenible y responsable que cuentan con el sello FSC.

LA LACRA DEL PLÁSTICO

Greenpeace lanzó la campaña mundial #NoPlastic, a través de la cual denuncian la enorme cantidad de plásticos de un solo uso innecesarios que llenan los carros de la compra y que acaban contaminando los océanos.

Cada año, más de 12 millones de toneladas de plástico llegan al mar, de los cuales el 80% procede de fuentes terrestres. Se estima que más de un millón de aves marinas y más de 100.000 mamíferos marinos mueren al año a causa de los plásticos que se encuentran en los océanos, según el Programa Medioambiental de Naciones Unidas (UNEP).

Greenpeace recuerda que, en 2011, más de 690.000 toneladas de envases de plástico se pusieron en el mercado solo en España, donde se recicla menos de un 35% de esos envases cada año. A nivel mundial, se sabe que tan solo un 9% del plástico total producido hasta la fecha se ha reciclado. Estos afectan, además, a más de 550 especies de animales marinos, que los ingieren y se enredan con ellos.