Curva economía, tecnologías España

 

El año 2020 ha sido definitivamente complicado, pero también ha tenido un punto fascinante para quienes invierten en los mercados de futuros americanos, ya que han ocurrido cosas nunca antes vistas.

En un marco global de pandemia han comenzado en Febrero-Marzo unas altísimas volatilidades, caídas récord en cuestión de horas, y ha continuado con una posterior estabilización y subidas generalizadas hacia Mayo.

Destacamos algunas situaciones del panorama macroeconómico de 2020 y su efecto en los principales Futuros USA de CME Group.

Futuros USA sobre Índices (Dow Jones, Nasdaq 100, S&P 500) y el llamativo optimismo americano

Los principales índices sufrieron duras caídas en Marzo, al igual que en el resto de bolsas mundiales. Pero veníamos de un contexto de subidas importantes y continuadas en los últimos años, que si bien se desestabilizó puntualmente, luego siguió su camino de subidas fuertes, a pesar del contexto de incertidumbre que ha habido durante todo el año.

En el caso del Nasdaq, las tecnológicas, tiene sentido que la tecnología no se vea especialmente afectada en la pandemia más allá del pánico inicial. En este contexto se ha reforzado la tecnología en cuanto a telecomunicaciones, compra online, entretenimiento. También el sector farmacéutico experimentó unas subidas importantes y previsibles, ante la especulación de vacunas y fármacos efectivos.

Pero, paralelamente, se ha acentuado la impresión de moneda descontrolada por parte de la Fed, que podría estar generando una especie de inflación aún no muy evidente porque no ha terminado de decantar del todo en la economía del día a día. Pero sí se va acentuando cada vez más, durante 2020, una devaluación fuerte del dólar, lo cual encaja con la hipótesis de que todo sube porque el dólar se deprecia, más que porque la economía lo justifique.

Futuros USA sobre el Petróleo y su precio negativo

Otro fenómeno destacado de este año en Abril ha sido el precio negativo en los Futuros del Petróleo. Esto no tiene precedentes y se dio por la bajada abrupta de demanda frente a los confinamientos y el freno en los desplazamientos en todo el mundo. Se generó una guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudi que causó una bajada estrepitosa.

A la fecha del vencimiento del futuro, debido al rechazo a la entrega física por la carencia de capacidad de almacenaje, el precio ha llegado a niveles negativos por primera y única vez en la historia.

En palabras de Enrique Martí, CEO del broker iBroker.es, “nos enfrentamos a una situación inédita para un intermediario financiero como nosotros, tuvimos que hacer ajustes de urgencia en la plataforma de trading y en las herramientas gráficas para responder adecuadamente a esta situación”.

Futuros sobre el Oro, tradicional refugio ahora en duda

Si hubiéramos pensado en 2019 que se avecinaba una catástrofe de estas dimensiones, posiblemente hubiésemos pensado en invertir en Oro, el valor refugio históricamente.

Sin embargo, el Oro sufrió una caída abrupta en Marzo al igual que todo lo demás (no fue un refugio), luego sí que despegó por encima de otros activos (aunque muchos también subían a la par).

Tras tocar techo en agosto, inició un claro descenso, pese a que la incertidumbre sigue en pie y las economías mundiales seguirán viéndose resentidas aún por años. El oro no está actuando como refugio en estos últimos meses, quizá otros activos estén ocupando su lugar (¿bitcoin?), o quizás esté todo el capital aun en una bolsa americana hiper inflada.

Rosario de la Fuente

Analista en iBroker.es