Ciudadanos ha lamentado este viernes que el Gobierno esté “remoloneando” a la hora de negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2021, acusándole de “no cumplir con su responsabilidad”: “El Gobierno no nos llama, parece que llama a otros”, ha lamentado Edmundo Bal, que ha exigido al Ejecutivo que elija “derecha o izquierda” para buscar sus apoyos.

“Tiene por delante un camino que se abre en dos y tiene que elegir el lado de la derecha o de la izquierda”, ha afirmado Edmundo Bal, en una rueda de prensa convocada en el Congreso, en la que ha dejado claro que su formación sigue “con la mano tendida”, pero “exigente” para negociar las nuevas cuentas.

Así se lo ha transmitido a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en “un par de reuniones” en el marco del seguimiento de los acuerdos alcanzados para la prórroga del estado de alarma: “Hemos hablado algo, pero con carácter genérico”, ha dicho, insistiendo en que “el Gobierno no cumple con sus obligaciones”.

En este sentido, ha criticado que antes de verano su formación pidió entablar negociaciones pero que el Gobierno “se fue de vacaciones” y que ahora “está llegando tarde”. “Llevábamos pidiendo que, por favor, nos sentemos a hablar de los Presupuestos, que queremos participar en esa negociación y el Gobierno no nos llama, parece que está llamando a otros”, ha lamentado.

Bal ha reiterado que, para sacar las cuentas, el Gobierno “tiene dos vías”: “O se va con ERC y Bildu, que quieren que a España le vaya mal y quieren una España débil, o con nosotros”, ha afirmado, asegurando que con Cs habrá “unos Presupuestos moderados” y “pragmáticos”.

En todo caso, ha dicho que a su formación lo que le “preocupa” es “la foto final” de esos Presupuestos y que no piensa “darle ninguna excusa para que el Gobierno diga que no le ha quedado más remedio” que buscar a ERC y Bildu.

APOYO A LA SUSPENSIÓN DE REGLAS FISCALES

Por otro lado, aun sin explicitarlo directamente, Bal ha dado a entender el apoyo de los diez diputados de Ciudadanos la próxima semana para avalar la suspensión de las reglas fiscales, una votación para la que el Gobierno requiere de la mayoría absoluta del Congreso.

Y es que el próximo martes el Ejecutivo defiende la suspensión de los objetivos de déficit y de deuda para este año y el siguiente por la situación de extraordinaria necesidad, provocada por la pandemia de Covid-19, una situación sobre la cual la Cámara debe pronunciarse favorablemente, en virtud de lo recogido en el artículo 135 de la Constitución y la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Bal ha recordado que la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, “fue la primera que dijo en marzo que hacían falta unos Presupuestos de emergencia nacional” ante una “situación excepcional”. “Es evidente lo que vamos a votar”, ha dicho.