La Reina Letizia también es humana y tiene derecho a cometer errores, pero claro, no es lo mismo cometer un error siendo la reina de España que siendo un ciudadano más, el primer caso tendrá más repercusión que el segundo, claramente. Además, tenemos que admitir que nuestra reina es un poco soberbia y que tiene un carácter difícil de aguantar, por lo que este tipo de situaciones no son nada favorables para ella.

A continuación vamos a conocer las veces que Letizia demostró su lado más cruel en público y que le hacen tener tan mala fama.

La defensa de los matrimonios homosexuales

Parece que la Reina Letizia aún no se hace a la idea de que cuando habla lo hace en representación de toda la Casa Real. Es por eso por lo que más de una vez han tenido que rectificar y explicar qué es lo que quería decir Doña Letizia en ciertas situaciones un poco polémicas. Uno de los casos fue cuando el escritor Pablo Simonetti le preguntó a Letizia que cuál era la situación actual del matrimonio homosexual en España.

“En España se respetan los derechos de las personas y se consideran a todos sus ciudadanos como iguales”. La respuesta de Doña Letizia fue bastante acertada a nuestro parecer, pero no para la Asociación Nacional de Abogados Cristianos. Esta asociación le pidió a la Casa Real una aclaración sobre la respuesta de la que entonces era Princesa de Asturias. La Zarzuela tuvo que negar que Letizia defendiera el matrimonio homosexual para zanjar el asunto.