bolsa valores

Los españoles consideran que la crisis del coronavirus es mucho más grave que la Gran Recesión de 2008 a 2013. Aquella fue una crisis fundamentalmente económica, mientras que esta es más amplia y va a cambiar el comportamiento en materia de relaciones sociales, ocio e higiene.

Pero también la manera en que afrontamos el ahorro, inminente y de cara a la jubilación. De hecho, preocupa bastante, pues de perder el empleo, solo un 26% de la población podría vivir sin trabajar entre 1 y 2 años.

Al menos, durante el confinamiento un 70% de los españoles consiguió ahorrar, según el Instituto BBVA de Pensiones. La media estuvo en 367 euros al mes y la mitad de la población afirma que dará preferencia al ahorro de cara al futuro.

El IMPACTO DEL EMPLEO

Desde el punto de vista del empleo, la crisis sanitaria ha tenido un impacto dramático y desconocido para toda la población en el mercado de trabajo. Muchos trabajadores han pasado a estar sujetos a un ERTE o se han quedado sin trabajo.

Así, un tercio de los entrevistados (32%) declara que ha comenzado a ahorrar para su jubilación. Mientras que tres cuartas partes (76%) de quienes no lo han hecho, consideran conveniente hacerlo. Pero creen que la edad perfecta para empezar a hacerlo son los 37 años.

Los datos también reflejan que una de cada dos personas que han comenzado a ahorrar para la jubilación declaran hacerlo a través de un plan de pensiones (50%). Y como segunda opción, el instrumento de ahorro favorito son los depósitos o libretas de ahorro (28%).

Por su parte, un estudio de ING revela que aunque el 40% de los españoles ha reducido sus gastos durante la pandemia, el dato nos sitúa por debajo de la media europea (44%) y de otros países vecinos también duramente afectados por la pandemia, como son Francia e Italia, donde sus ciudadanos afirman haber gastado hasta un 47% y 55% menos.

Aparte de ahorrar menos, en España, un 38% reconoce que tendrá que hacer uso de el dinero que no ha gastado en la nueva normalidad.

AHORRO MEDIANTE INVERSIÓN

Muchos españoles ahorran invirtiendo en Bolsa, fondos u otros productos financieros, pero durante el estado de alarma el comportamiento de unos y otros ha sido muy dispar. Más del 70% de estos ahorradores considera que han sido prudentes con sus inversiones, y se definen a sí mismos como cautelosos. De hecho, la mayoría (un 83%) invierte a medio o largo plazo y solo un 17% lo hace por un periodo de dos años o menos.

Los inversores españoles son titulares en su mayoría de varios productos financieros. El 88% tienen cuentas de ahorro, el 68% fondos de inversión, un 58% acciones en Bolsa, un 56% planes de pensiones y un 46% depósitos bancarios, según los datos de ING.

Y esto ha sido una vía de salida para muchas familias, pues el 43% de los inversores han visto disminuidos sus ingresos por el covid-19 y más de la mitad creen que tardarán en recuperarlo un año. En concreto, el 22% declara que espera recuperarse en menos de 6 meses, un 39% entre seis meses y un año, y un 28% entre 1 y 2 años. Por el contrario, el 8% cree que tardará entre tres y cuatro años y el 4% más de cinco.

¿POR QUÉ SE DESHICIERON LAS INVERSIONES?

La mayoría de los inversores que vendieron tras la brusca caída de los mercados en marzo lo hizo por problemas actuales o futuros de liquidez. Así, el 62% ha depositado el dinero obtenido en su cuenta.

Las razones de venta ponen de manifiesto la preocupación e incertidumbre actual, el 25% cree que todavía no tiene ningún problema financiero, pero puede tenerlo en los próximos meses. Un 24% ya tiene problemas por la crisis y necesita liquidez. Y un 20% no tiene problemas, pero le da tranquilidad.

Respecto a la gran pregunta, ¿Cuánto tiempo podrían vivir sin trabajar? Solo un 26% reconoce que entre 1 y 2 años. Un 18% entre 6 meses y un año, y otro 18% entre 3 y 4 años.  Por su parte, un 10% sobreviviría menos de 6 meses y 14% más de 5 años.

Todos coinciden, la crisis del covid-19 ha dejado un aprendizaje común entre la mayoría de los inversores españoles: la necesidad de ahorrar más, de cara al futuro. De hecho, el 72% afirma que intentará ahorrar más que antes de esta crisis. Además, muchos de ellos consideran que la inversión seguirá siendo una de las vías para conseguir rendimiento de sus ahorros.

Comentarios de Facebook