DIA

Esta semana Mikhail Fridman negocia –fuera de plazo– con la banca para conseguir un acuerdo que, entre otras cuestiones, dé vía libre a los 500 millones de euros de ampliación que ayudaría a solucionar algunos de los problemas a los que se enfrenta DIA. El más inminente es el que tiene con sus proveedores y cuyo mayor reflejo se observa en sus tiendas. Los establecimientos sufren la falta de abastecimiento de algunos productos.

Fridman tensa la cuerda con los bancos de la misma forma que lo hacen los proveedores con la distribuidora. Desde hace algunos meses, los encargados y clientes de las tiendas de la enseña DIA se quejan de la falta de determinados productos en los lineales. Algo que, fuentes cercanas a la empresa, achacan a “los problemas con los proveedores por la incertidumbre que existe en el cobro de facturas”. Este inconveniente es más visible en las tiendas tradicionales de DIA, mientras que otros formatos en auge, como La plaza y DIA & Go, no lo sufren tanto.

Mientras Fridman negocia con la banca, los problemas con los proveedores ocasionan la falta de stock en las tiendas de DIA

El propio Fridman trató de apaciguar los ánimos entre los proveedores enviando cartas en marzo a muchos de estos con el fin de asegurarles que su opa tendría éxito –finalmente se aprobó y ya controla el 70%– y que su plan conseguiría aumentar las ventas. A pesar de que en un alarde de realismo, Letterone explicó en el folleto presentado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que DIA “no generará caja ni resultados positivo” al menos en los próximos dos años.

El problema con los proveedores se alarga en el tiempo. Los resultados de 2018 de DIA arrojaron un saldo deudor de 242 millones de euros con sus proveedores y acreedores comerciales. Además, la auditoría de KPMG señaló “irregularidades” en los descuentos a los proveedores. De hecho, desde verano se escuchan los rumores preocupantes sobre la finalización de algunos contratos entre DIA y sus proveedores.

Tampoco están de su lado los analistas. “La pérdida de clientes fieles debido a las existencias fuera de stock de DIA es un contratiempo para el plan de transformación a cinco años de Letterone, que está vinculado al aumento del tráfico de usuarios para estimular las ventas”, señalan analistas de Bloomberg.

Mahou siembra la discordia por el uso de términos del vino en sus cervezas

La competencia siempre sana del vino y la aparición de nuevos mercados como el de las cervezas artesanas están abocando a las...

En España, marcas como Clesa, Gullón, Campofrío, Bimbo, Nestlé o Danone, entre otras muchas, trabajan para la compañía de distribución bien para producir sus productos de marca blanca o bien para vender las marcas de fabricante en los lineales de la compañía. Además de las grandes marcas, DIA recuerda en su memoria anual que más del 85% de los proveedores con los trabaja la compañía son locales. En España, trabaja con 1.400 proveedores locales “con los cuáles a futuro queremos fortalecer la relación, una relación que deseamos sea a largo plazo y en la confianza”, aseguran fuentes de DIA.

RUPTURA DE ACUERDOS CON CASINO Y EROSKI

A finales de 2017, DIA y el grupo de distribución francés Casino crearon la sociedad CD Supply Innovation, con sede en Madrid. Dicha sociedad se encargaba de la compra en común de las marcas propias de ambos grupos como de la gestión conjunta de ciertos servicios financieros y logísticos, como los de pagos y aprovisionamiento.

Sin embargo, la compañía gala decidió poner fin a este contrato el pasado mes de diciembre. De hecho, en la Memoria Anual de 2018 de DIA, afirma que, con fecha posterior a cierre de este informe, “para simplificar sus relaciones con los proveedores, ambas empresas decidieron de nuevo comprar de manera directa e independiente sus productos de marca propia y no servirse de CD Supply Innovation para gestionar el aprovisionamiento de sus respectivas marcas propias”.

En abril de 2018, DIA también dio otro paso que afectó a su relación con los proveedores al dar por finalizado un acuerdo que mantenía con Eroski. Esta alianza consistía en una colaboración entre ambas compañías que permitía mejorar la competitividad de su oferta de marca propia.

No obstante, DIA se unió en agosto de 2018 a la plataforma de negociación internacional Horizon International Services con el objetivo de mejorar su competitividad en sus relaciones con los grandes proveedores de marca de fabricante. Auchan –que en España cuenta con Alcampo y Simply–, Metro –con Makro en nuestro país– y la propia Casino integran esta alianza.

A LA ESPERA DEL ACUERDO CON LA BANCA

Mientras la situación se complica en muchas de las 3.400 tiendas en territorio español, DIA continuará trabajando con Letterone y los acreedores sindicados para tratar de alcanzar un acuerdo lo antes posible, según anunció a principios de semana a la CNMV.

En cualquier caso, Letterone comunicó que “no ha ejercitado su derecho a terminar el Lock-Up Agreement, pero se reserva su derecho a hacerlo en cualquier momento si considerase que no es posible alcanzar pronto un acuerdo ejecutable que asegure una estructura de capital viable a largo plazo para DIA, en términos y condiciones aceptables para Letterone y la sociedad”.

El acuerdo con la banca es importante para el futuro de DIA y para las empresas que proveen a la distribuidora. Por ello, estos días son vitales.