El Cortes Ingles
Stefano Buonamici/Bloomberg

Desde que Jesús Nuño de la Rosa sustituyera a Dimas Gimeno y tomara el timón de El Corte Inglés, la compañía ha buscado desinvertir a toda costa para reducir su deuda a la mitad. Por ello, comenzó a negociar con el grupo mexicano Sixsigma Network la venta de parte de Informática (IECI SA). No obstante, fuentes de mercado aseguran a este medio que la matriz del grupo mexicano, Kio Networks, ha roto las negociaciones.

El Corte Inglés tenía un acuerdo preliminar con Sixsigma, cuya mayor accionista es María Asunción Aramburuzabala (una de las mujeres más influyentes del país y heredera del imperio de Coronita), para la venta de la parte informática, tal y como adelantó hace unos meses El Confidencial. De hecho, el diario aseguró que se llegó a presentar una oferta al Consejo de Administración de la firma española. Pero fuentes conocedoras de la situación aseguran a MERCA2 que no habrá acuerdo. Nuño viajó a México para acordar los términos de la venta; pero a su regreso a España, el grupo mexicano decidió comunicarle que no compraría IECI SA.

Se desconocen los motivos que han llevado a la millonaria mexicana a plantar a la compañía española. Por su parte, El Corte Inglés no ha contestado a las preguntas de MERCA2.

mercadona

El dueño de Mercadona mete mano al turismo

Resulta difícil encontrar una cadena de supermercados que no esté inmersa en el negocio turístico. Carrefour, Eroski o Lidl son un ejemplo de ello....

La ruptura del acuerdo supone un duro varapalo para El Corte Inglés y sus intentos por reducir entre un 10% y un 12% de su deuda. IECISA estaba valorada entre 380 y 400 millones de euros. La venta de este activo era importante dentro de la estrategia de desinversión del grupo. Recientemente anunció que su deuda financiera neta descendió en 347 millones en el primer semestre. Pero sigue siendo alta: 3.652 millones de euros. La filial informática cuenta con cerca de 2.100 empleados en 12 países, entre ellos México, Brasil, Argentina, Portugal y EEUU.

PROCESO DE DESINVERSIÓN

El Corte Inglés también está tratando de quitarse el lastre que suponen algunos centros comerciales. ‘OK Diario’ adelantó en octubre que el consejo de administración tiene sobre la mesa el cierre de varios centros comerciales abiertos entre 2006 y 2012, según el folleto de inscripción para la emisión de bonos enviado al mercado irlandés Euronext. En esos años, se abrieron los centros de Arroyosur (Madrid), Guadalajara o Elche. El primero es, además, uno de los grandes fracasos de la firma.

La compañía se vio obligada a presentar este folleto tras la emisión de bonos de 600 millones de euros en Irlanda. Dentro del mismo, también se hacía alusión a la renovación de tiendas como Sfera, Bricor o Supercor.

EMPEORAN LOS RESULTADOS 

Recientemente, el Grupo El Corte Inglés presentó los resultados del primer semestre –de marzo a agosto–. La compañía ha incrementado su cifra de negocios un 0,4% hasta alcanzar los 7.585 millones de euros lastrado por la caída del 0,6% de la cifra de negocio de su línea textil, hasta los 6.017 millones de euros, principalmente debido al efecto adverso de la climatología en el sector textil.

Dentro de estos, la parte informática –incluida dentro de Tecnologías de la Información–, registró un Ebitda del 14,3% hasta los 8 millones, a pesar de que la cifra de negocios se ha situado en 308 millones, un 2,8% menos que el mismo periodo del año anterior. “Esta evolución positiva se debe al desarrollo y comercialización de productos con alto valor añadido”, según explicó el grupo en un comunicado.

De estos resultados se sigue salvando Viajes El Corte Inglés, que ha aumentado la cifra de negocios un 4,6% hasta alcanzar los 1.565 millones de euros, con un incremento del Ebitda del 14,3% hasta los 48 millones.

Por otro lado, el grupo defiende que el proceso de refinanciación llevado a cabo en los meses anteriores ha posibilitado un descenso de los gastos financieros en 18 millones de euros, alcanzando los 68 millones entre marzo y agosto, según explicó la compañía.

CAMBIOS DIGITALES EN EL CORTE INGLÉS

Además de las desinversiones, El Corte Inglés atraviesa un momento de transformación digital. El objetivo es competir contra gigantes del ecommerce como Amazon, pero también adaptarse a los nuevos tiempos y las exigencias de los consumidores. Así, acaba de llegar a un acuerdo con Alibaba Group para desarrollar una estrecha colaboración en las áreas de comercio minorista y distribución, servicios de cloud computing, innovación digital y pagos a través del móvil.

Los precios ‘low cost’ de Primark salvan el negocio del azúcar

La estrategia de Primark en el mundo textil se podría calificar de única. Su modelo de negocio se basa en vender grandes volúmenes de...

El Corte Inglés tendrá la oportunidad de aprovechar las plataformas B2C de Alibaba, incluyendo Tmall y AliExpress, con el fin de ofrecer a los usuarios en China y en el resto del mundo sus marcas y productos. Por su parte, AliExpress podrá desarrollar corners y otros espacios físicos en los centros comerciales de la española. Algo que no es nuevo porque ya abrió una pop up en el centro comercial de El Corte Inglés de Sanchinarro (Madrid).

Además, ha puesto en marcha un nuevo sistema de logística, bajo el nombre Red de Suministro Digital, que convertirá 100 centros comerciales en almacenes de venta online en lugar de tener solo una plataforma logística ubicada en Valdemoro (Madrid).

Una medida que permite a la empresa acortar los tiempos de entrega y sumar casi un millón de nuevos productos a las 650.000 referencias que tenían online hasta la fecha. Esta solución estará combinada con puntos click&collect.

Por otro lado, los empleados de El Corte Inglés trabajarán con tablets en los establecimientos para vender online; mientras que la compañía estudia el lanzamiento de nuevos servicios a lo largo del año, como una nueva app.

Comentarios