Los grandes grupos de origen español han tenido que rediseñar su modelo de negocio ante el auge sin frenos del comercio online. Ya no basta con surtir la tienda de mercancía para recibir al cliente, sino que deben contar con una potente capacidad logística, que le aporte capilaridad y rapidez en la entrega.

Uno de los secretos del éxito de estas compañías es su extensa red de tiendas por todo el país, con ubicaciones en centros urbanos. Además, estas tiendas han sido transformadas para que no solo sean un espacio físico donde comprar, sino que también se conviertan en almacenes para garantizar las entregas en un corto espacio de tiempo.

EL CORTE INGLÉS Y LA OMNICANALIDAD

En declaraciones a MERCA2, desde la compañía liderada por Marta Álvarez insisten en que tienen un claro enfoque onmicanal, con un constante trabajo en nuevos desarrollos tecnológicos que aceleren la transformación, y consoliden así todos los pasos que se van realizando. 

Hace unos días, la empresa ha lanzado una tarifa plana muy competitiva y una app, que fusiona los mundos off y online en lo que al comercio se refiere. Así, por una cuota anual de 19,90 euros, el cliente puede realizar todos sus pedidos online de moda, tecnología, alimentación, hogar, deportes y ocio sin pagar gastos de envío.

La cadena de suministros de El Corte Inglés cuenta con dos grandes centros de distribución, uno de ellos en la localidad madrileña de Valdemoro, y el otro en Montornés del Vallés (Barcelona). Desde estos puntos salen diariamente más de 700 camiones para abastecer tanto a la Península como a Baleares. Mientras que, en el caso de Canarias, opera a través de una plataforma logística en Gran Canaria y de un pequeño almacén en Tenerife. Además, la compañía tiene otros 25 Centros de Servicio Local (CSL), repartidos por todo el territorio nacional.

El Corte Inglés lo tiene claro, el futuro está en combinar el modelo de compra físico y el virtual, por lo que el centro logístico de Valdemoro, con 500.000 metros cuadrados construidos y dos naves de respuesta rápida, de 40.000 metros cada una, se posiciona como el centro neurálgico de operaciones, desde el que se gestionan los distintos procesos de distribución.

Además, según ha podido saber este medio, el Centro de Distribución de Alimentación (CEDIAL) de El Corte Inglés ubicado en la localidad madrileña de Coslada, que cuenta con más de 10.000 metros cuadrados, una capacidad de envío de 1.000 pedidos diarios, y maneja más de 20.000 referencias, incluyendo productos frescos al corte, congelados y alimentación seca, entre otros, se les ha quedado pequeño.

En este sentido, el Bricor de Alcalá de Henares se ha reconvertido y, media nave se ha destinado a almacén para servir de apoyo a la ‘colmena’ de Coslada. Así, la alimentación seca se prepara desde el propio centro Bricor, mientras que los pedidos de alimentación fresca o congelados se realizan desde El Corte Inglés de Alcalá.

Sin embargo, estas mismas fuentes aseguran que no hay planes a corto-medio plazo de ampliar las instalaciones, o invertir en nuevos centros logísticos. Los expertos intuyen que la compañía apostará por la reinvención de las tiendas, que funcionarán en el futuro como tienda, almacén y punto de recogida de pedidos.

MERCADONA AVANZA EN LAS COLMENAS

Juan Roig también ha apostado fuerte por el negocio online, y ahora cuenta con un nuevo sistema de preparación y reparto de pedidos centralizado en almacenes exclusivos para la venta online, más conocidos como colmenas, con una nueva página web y aplicaciones móvil.

Este nuevo sistema de compra online está implantado en Madrid, Barcelona y Valencia y, dependiendo, del radio de acción, la entrega a domicilio se realiza desde la propia tienda, o desde una de las colmenas, reduciendo el plazo de respuesta.

Mercadona sigue avanzando hacia las colmenas, y puso en marcha la última en la localidad madrileña de Getafe a principios de este mismo año, tras una inversión de 12 millones de euros, para dar un mejor servicio a sus clientes, mejorar en eficiencia y reducir costes operativos. Pero desde la compañía prefieren no desvelar su estrategia a corto-medio plazo.

Por otro lado, la firma de supermercados cuenta con una amplia red de centros logísticos para dar servicio a las tiendas. A estos puntos llegan todos los proveedores y se clasifican las referencias para un mejor reparto.