educacion-coronavirus

La crisis por el coronavirus ha puesto patas arriba a la comunidad educativa. G Suite, Google Classroom, Hangouts o Edpuzzle y Screencast son ahora la rabiosa actualidad de escolares y profesores. Atrás quedaron la pesada mochila y la libreta con el boli. Y para la Educación Física (EF), Endomondo de Under Armour o Runtastic, “aplicaciones específicas para llevar esta asignatura al mundo virtual”, explica a MERCA2, la profesora de EF de un colegio privado, Delfina Ferrer.

Adiós también a las rutas escolares y al comedor. La mayoría de centros privados y concertados regularizan el recibo de abril suprimiendo los servicios que no se podrán prestar, pero ¿el programa escolar se mantiene al 100%? Pues algunos colegios lo consiguen y a otros esta emergencia sanitaria les ha pillado por sorpresa. Éstos últimos no estaban preparados para una crisis global de esta envergadura.

En el foco del contagio del coronavirus en España, la Comunidad Autónoma de Madrid, MERCA2 ha testado las opiniones de profesores, coordinadores y padres de cerca de una decena de colegios privados y concertados. Y la conclusión es definitiva: para los colegios que se han preparado con anticipación al cierre de los centros o que ya trabajaban en períodos no lectivos en “aula virtual” se mantiene hasta la Educación Física. “Llevábamos desde el 2 de marzo preparándonos para este escenario”, prosigue Ferrer, en el Departamento de Educación Física “establecimos dos objetivos: el primero que los chicos se siguieran moviendo y el segundo, concentrar algunas cuestiones teóricas en este período” de aprendizaje a distancia.

Pusimos en marcha aplicaciones de fitness, en las que profesores y alumnos crean usuarios y se comparten diferentes desafíos, desde 6º de Primaria hasta 3º y 4º de la ESO. También marcamos rutas de Educación Física en 4º de la ESO con una Unidad que se llama ‘Cuerpo y Mente’ a través de un canal de YouTube donde siguen una clase de yoga y otra de meditación. La forma de evaluarlo son los videos timelapse (a cámara rápida) que envían los alumnos realizando los ejercicios, en un formato compacto. Para el correcto checking de los trabajos en general, por parte de los profesores, resulta muy útil el ‘Código de integridad y honestidad de los alumnos’ que algunos de los centros privados que trabajan con herramientas digitales aplican a los escolares.

“El aprendizaje no se para, si no que se adapta”, explica Ferrer, que asegura a MERCA2 que la experiencia para padres, alumnos y profesores es muy positiva. “Tengo la suerte de estar en un centro que ya estaba preparado para esto” comenta Ferrer, además “los chicos desarrollan la responsabilidad y el equilibrio en la exposición a la pantalla, se sigue un horario normal”. “El centro nos da todas las herramientas necesarias y nos invita a no sobre-planificar, una tendencia muy extendida cuando se trabaja online”, concluye Ferrer.

En el Colegio Internacional J. H. Newman el proceso de adaptación a la enseñanza virtual, aunque requiere un esfuerzo extra, se está desarrollando con éxito. El coordinador TIC de este centro concertado, Marcos Garasa, reconocía el mismo día en el que el presidente del Gobierno declaraba el Estado de Alarma que “tenemos un pico de trabajo”, porque “teníamos el ecosistema digital” pero ahora toca definir con exactitud “la diferencia entre el e-learning y las clases presenciales” para los profesores.

Hemos montado un Google Classroom sólo para resolver las dudas, y lo atendemos junto a alumnos de 4º de la ESO y de 1º de Bachillerato que ya colaboraban con el Departamento de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)”, explica Garasa a MERCA2. “Los padres siguen informados, como siempre, a través de la plataforma Cifra Educación”, eso no ha cambiado, comenta el coordinador TIC del colegio, puesto que la comunicación con los padres siempre ha sido fluida a través de ese sistema. “Tengo muy buenas sensaciones”, asegura Garasa, “creo que esto va a ser una oportunidad para aprender a aprovechar las nuevas tecnologías” y confiesa sentirse “orgulloso de profes y alumnos: el feedback está siendo muy, muy positivo” apostilla.

Los padres de otros centros concertados como el Colegio Menesiano se sienten absolutamente tranquilos, en lo escolar, frente al nuevo escenario de estudios que ha traído consigo el coronavirus: “los niños reciben tareas de forma gradual a lo largo de la mañana, con horas de entrega de ejercicios fijadas, a través del iPad de uso obligatorio e implementado desde 5º de Primaria”. La plataforma, en este caso es SM EDUCAMOS, que se utiliza en bastantes colegios concertados en España. “Y en cuanto a la cuota, igual que en otros centros, descuentan comedor, extraescolares y servicios paralelos a la enseñanza que no se ofertan ahora, pero la denominada ‘aportación voluntaria’ se mantiene intacta”.

En el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, también de Madrid, las sensaciones son muy parecidas y, aunque el centro como tal prefiere no hacer valoraciones de forma tan prematura, las plataformas online ya estaban implementadas con anterioridad.