constructoras músculo

La esperanza de mejoría de la economía mundial, gracias a las vacunas, y a los paquetes de estímulos, está teniendo una consecuencia clara: está entrando dinero en los sectores más cíclicos, caso de las constructoras. Un punto de partida para que ACS, Ferrovial, Sacyr, FCC y OHL recuperen el terreno perdido durante 2020.

Conviene recordar que las constructoras, en conjunto, tuvieron una caída en Bolsa que, traducida a euros, fue de 5.894,2 millones. Cantidad que hubiese llegado a 7.150,4 millones de no haber sido por Acciona. Fue la única cuya capitalización creció en 1.256,2 millones de euros. En lo que va de año, todas, excepto Ferrovial, han mejorado los guarismos con los que cerraron 2020.

Además de los aspectos antes reseñados, las constructoras presentan una serie de características que pueden impulsar el valor de su acción. Así, y durante el pasado 2020, ACS vendió activos por valor de unos 9.500 millones de euros. Una situación que continuará durante 2021, tras la oferta de la francesa Vinci por Cobra. La cantidad puesta sobre la mesa es de 5.200 millones. “La venta de Cobra sería una muy buena noticia para ACS y el mercado lo valoraría muy positivamente y, probablemente, sería un factor determinante para que el valor volviera a niveles de 33 euros por acción”, señala Sergio Ávila. La acción de ACS cayó un 32,9% el pasado año.

VISIBILIDAD EN LAS CONSTRUCTORAS

Por lo que respecta a Ferrovial, la caída fue del 19,7%. Pérdidas derivadas de la pandemia en los tres últimos trimestres. “También se espera que sufra durante el primer semestre del año. No tiene tan buen aspecto técnico como Acciona o ACS. Las probabilidades de subidas en sus cotizaciones son mayores”, añade el analista de IG.

En cuanto a FCC y Sacyr, las caídas fueron del 18,9% y del 23,9%, respectivamente. Hay que recordar que FCC salió el pasado año del índice FTSE All-world Index, lo que le resta visibilidad. Sin embargo, aguantó bien 2020 con beneficios en todos los trimestres. Y se espera que siga creciendo. “Es un valor infravalorado por fundamentales y técnicamente está generando mínimos creciendo. El escenario más probable es la continuación de las subidas”, matiza Sergio Ávila.

Hochtief ACS

ACS y Ferrovial pendientes de Joe Biden: en juego hay 1,3 billones de dólares

Millones de personas en todo el mundo verán la proclamación de Joe Biden, el próximo 20 de enero, como nuevo presidente de Estados Unidos....

En el caso de Sacyr, vendió sus negocios en Angola y otros países de África, lo que le reportó 33 millones de euros. Desde entonces inició un proceso de rebote que le llevó a máximos del mes de junio. “Primera resistencia importante que tiene que superar para continuar con las subidas, que es ahora el escenario más probable”, apunta el analista de IG.

VOLATILIDAD

En 2020, el precio de la acción de OHL cayó un 72,1%. Vendió el 33,3% del Nuevo Hospital de Toledo, y el 100% de Montoheldo, por 76,1 millones. Ahí comenzó un proceso de caídas ya que el mercado había descontado la noticia con anterioridad. “La empresa no para de reportar pérdidas a la vez que tiene una deuda del 135% de sus fondos propios. En esas condiciones, el precio de sus acciones es muy volátil y la recuperación sostenida es más complicada”, sostiene Sergio Ávila.

La excepción que confirma la regla fue Acciona, cuyas acciones se dispararon después de que Meridiam Infra Invest Fund, Meridiam Infrastructure Finance Sarl y Bestinver celebraran un acuerdo para adquirir una participación en ocho activos concesionales en España a Acciona por aproximadamente 480 millones de euros en noviembre de 2020. “La ruptura de los 104,80 euros le marcaba una amplia proyección de doble suelo”, concluye Sergio Ávila.