constructoras ACS OHL
Autopista I-595 en Florida (Estados Unidos), desarrollada por ACS

El beneficio sigue estando presente en las principales constructoras españolas. Sin embargo, su cifra ha menguado en el primer semestre de 2020 respecto al mismo periodo de 2019. Y lo ha hecho en una cantidad que supera los 550 millones de euros. Una suma que, previsiblemente, engordará una vez que OHL (5 de agosto) y ACS (14 de agosto) presenten sus resultados.

Quienes ya lo han hecho han sido Acciona, Ferrovial, FCC y Sacyr. Acciona, la compañía a los mandos de José Manuel Entrecanales, tuvo un beneficio neto de 22 millones de euros. En el mismo periodo del año anterior, la cantidad había sido de 155 millones de euros. Por tanto, se ha dejado en el camino 133 millones de euros de beneficios. Ya en los resultados del mismo periodo de 2019, Acciona había visto como el resultado neto menguaba un 16,5% respecto a idéntico periodo de 2018.

La situación presenta una cierta similitud con la de FCC. Si en el primer semestre de 2018, el beneficio neto de la compañía pilotada por Carlos Slim fue de 154 millones de euros, un año después esa cantidad había bajado hasta los 128 millones de euros. En el primer semestre de 2020, el descenso ha sido de un 41%, para situarse el beneficio en 75,9 millones de euros. En su caso, la diferencia entre este año y el pasado ha sido de 53 millones de euros.

Acciona, FCC y Sacyr han visto reducido su beneficio, que ha sido positivo, mientras que Ferrovial ha engordado sus pérdidas

Sacyr, presidida por Manuel Manrique, ha vivido una especie de montaña rusa. O ha hecho la goma, siguiendo el argot ciclista. Su beneficio neto subió en el primer semestre de 2019 (un 11%), para bajar este año un 12,9%. De los 80 millones de beneficio neto de los seis primeros meses de 2019, se ha pasado a los 70 millones.

Si sumamos las cantidades de Acciona, FCC y Sacyr, su zurrón de beneficios se ha visto adelgazado en 196 millones de euros respecto al mismo periodo de 2019. Al añadir Ferrovial, cuyo resultado neto ha sido de -379 millones de euros (-6 millones en idéntico periodo de 2019), esa cantidad supera los 550 millones de euros.

A LA ESPERA DE ACS

La constructora con mayor cifra de negocios en los mercados internacionales, ACS, esperará hasta mediados de agosto para presentar sus resultados. Y, visto lo visto, se prevé que siga los mismos pasos que sus colegas.

Como ellos, ACS aguantará la crisis. Y habrá que ver si su ebitda se ve lastrado o no por el covid-19. En el caso de Acciona, el resultado bruto de explotación fue de 499 millones. Se trata de un 29,1% inferior. Traducido a euros, 144 millones menos.

En el caso de FCC, ese descenso fue inferior (-6%). Se sitúo en 433,6 millones de euros. Ferrovial alcanzó un resultado bruto de explotación de 128 millones de euros, frente a los -118 millones alcanzados en el mismo periodo de 2019. Quien también logró números verdes fue Sacyr, que aumentó su ebitda un 10,4%, para situarse en 348 millones de euros.

Carrefour venta online Mercadona

Carrefour: más visitas online que Mercadona y cinco competidores más

La pandemia, y el estado de alarma, con el pertinente confinamiento, ha cambiado la forma de comprar de los ciudadanos. De hecho, y según...

En el capítulo de deuda financiera neta, en el conjunto de Acciona, FCC y Sacyr, aumentó en 839 millones de euros. En concreto, Acciona la aumentó en 402 millones para situarse en 5.719 millones; FCC en 224 millones (3.789 millones); y Sacyr en 213 millones (4.528 millones). En el caso de Ferrovial, su deuda neta consolidada pasó de los -2.957 millones de euros del primer semestre de 2019, a los -2.863 millones de 2020 (-3,2%). ACS y OHL serán los siguientes.

Comentarios de Facebook