operaciones corporativas

Todos nos hemos visto en algún momento de nuestra vida en la necesidad de solicitar financiación externa. La compra de una casa, un vehículo o afrontar determinados pagos hacen que sea necesario la solicitud de préstamos. Es por este motivo que es bueno tener en cuenta algunos consejos.

Un comparador de préstamos personales siempre nos será de gran ayuda. Y es que, antes de lanzarnos a solicitar dinero debemos estar muy seguros de a quién vamos a pedirlo. Existen muchos factores a tener en cuenta. Desde el tipo de interés que nos aplicarán, pasando por el plazo que tenemos para devolverlo o la cantidad máxima que podemos solicitar. Un comparador de préstamos personales o de hipotecas, en el caso de viviendas, nos aclarará todos estos aspectos.

A continuación, veremos algunos consejos y aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de solicitar líneas de crédito para particulares y créditos online a plazos.

Líneas de crédito para particulares

Este producto es un tipo de préstamo financiero cuya principal característica es que podemos retirar parcial o totalmente el importe concedido cuando mejor nos venga.

Una vez pactado con la entidad financiera el importe de la línea de crédito, nosotros podremos disponer de parte o la totalidad del mismo cuando lo necesitemos. Y devolverlo según lo pactado, con mucha más flexibilidad que un préstamo al uso.

Las líneas de crédito para particulares no son el producto más común. Estas líneas de crédito están pensadas para autónomos y empresas. Sin embargo, también pueden concederse a particulares, con la ventaja de unos intereses mucho más asequibles que otros productos financieros.

Créditos online a plazos

Los créditos online a plazos son una excelente opción para poder resolver un imprevisto. Si bien es cierto que también podemos hacer uso de ellos en nuestro día a día o para darnos algún capricho.

Las ventajas de este tipo de créditos online a plazos es que pueden solicitarse desde casa, el papeleo es escaso y las cantidades que podemos solicitar abarcan un abanico muy amplio.

Existen varias opciones a la hora de solicitar créditos online a plazos:

Tarjetas de crédito

Prácticamente todos tenemos una tarjeta de crédito que podemos utilizar para aplazar las deudas. En este caso, se convertirá en un tipo de préstamo.

Préstamos personales a plazos

Este tipo de préstamos nos permiten adecuar el importe y los plazos en los que queremos devolver el dinero. Son de gran utilidad cuando necesitamos disponer de algo de efectivo.

Créditos con aval o garantía

En ocasiones, la entidad financiera solicitará un aval o garantía para poder concedernos el importe que estamos solicitando. Debemos ser conscientes de que, si no hacemos frente a la deuda, quien nos ha prestado el dinero podrá quedarse con el aval presentado por nuestra parte.

Como hemos estado viendo a lo largo del artículo, lo mejor para solicitar dinero es, en primer lugar utilizar un comparador de préstamos personales o de hipotecas y, posteriormente decidir si queremos solicitar líneas de crédito para particulares o bien decantarnos por créditos online a plazos. Todo en función de nuestras necesidades.