internet

Necesitamos estar conectados a Internet en todo momento, ya sea para consultar las novedades de las redes sociales cuando estamos de vacaciones, para hacer trabajo remoto, o para consultar cualquier información en una segunda vivienda. Por fortuna, las compañías nos ofrecen planes muy interesantes con relación a este tipo de conexión.

Por ejemplo, Vodafone segunda residencia nos permite seguir disfrutando de la conexión contratada en un segundo domicilio, para que así puedas vivir unas vacaciones en las que no te sientas desconectado.

En las siguientes líneas vamos a ver algunas de las opciones que se te presentan para tener Internet en una segunda vivienda, con sus pros y contras.

Alternativas para tener Internet en una segunda residencia

Antiguamente, la forma de tener internet en vacaciones era mediante la conexión 4G a la que tan solo se podía acceder con un módem portátil (pincho). A día de hoy, es posible conectarse mediante un rúter que no requiera instalación.

Es una buena opción para vacaciones cortas o en las que no sabes cuando vas a volver: por ejemplo, si queréis iros de escapada en un fin de semana, para ir al pueblo, o para viajes de negocios.

Para contratar un servicio de 4G habrá que tener muy presente la cantidad de gigas con las que contamos, para que no se nos queden cortos. También consideraremos si existe permanencia y si la velocidad se adapta a nuestras necesidades.

Tethering

Una cómoda alternativa que nos permite acceder a Internet en una segunda residencia sin tener que preocuparnos de nada. Tan solo necesitaremos usar nuestro teléfono móvil, y es que este hará las funciones de router: siempre y cuando contemos con conexión a la red, también podremos conectarnos a Internet.

A través de esta conexión se puede hacer más de lo que nos creemos: por ejemplo, podemos ver series a través de Netflix o HBO, trabajar, consultar nuestras redes sociales, etc.

Es una opción recomendada para estancias cortas, para unos 7-10 días. Si estamos más tiempo, siempre podemos contratar bonos adicionales de datos, aunque el coste de los mismos podría ser un tanto elevado.

Tarifa para segunda residencia

Ciertas compañías nos dan la opción de acceder a una segunda residencia cuando hayamos contratado con ellos una línea en nuestro domicilio habitual. La gran ventaja de esto es que podremos tener wifi en una segunda residencia, sin muchas limitaciones, a un precio más competitivo del que encontraremos normalmente en el mercado.

Está más orientado a aquellas personas que van a pasar bastante tiempo en su segunda residencia, como puede ser 1 o 2 meses (lo que dura el verano, por ejemplo).

El único problema es que para acceder a estas tarifas estarás condicionado a que tu compañía las ofrezca… de lo contrario, no te quedará otra que hacer el cambio de compañía. Para más detalles, también puede acceder a este artículo donde se comparan diferentes opciones.

Aquí tienes 3 opciones para acceder a Internet en una segunda residencia. Nosotros te recomendamos que hagas una valoración de los pros y contras de cada alternativa para que te resulte más sencillo escoger lo que buscas.

 

Comentarios de Facebook