Los expertos prevén una crisis económica breve e intensa, seguida de una recuperación acelerada. Por eso, los compradores potenciales que sean solventes y con capacidad de ahorro están de suerte, porque este 2020 es un buen año para invertir en vivienda.

Cada vez son más los que animan a los compradores a invertir en este valor refugio. Según las estimaciones de Iñaki Unsain Romero, presidente de AEPSI (Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario), el último trimestre de 2020 marcará el punto más bajo del precio de la vivienda y, a partir de diciembre, comenzará la recuperación, que será más visible en el primer o segundo trimestre del próximo año.

De hecho, antes de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, el precio medio de la vivienda en España continuaba en la senda del crecimiento, con un encarecimiento de los precios del 2,5 %, según los datos de la tasadora Tinsa.

Además, semanas antes del Estado de alarma, el director de estudios de Pisos.com, Ferran Font, explicaba a MERCA2 que en ciudades como Madrid o Barcelona se estaba llegando a niveles máximos. Y su previsión era que la evolución de los precios se fuera moderando a lo largo de 2020.

En concreto, destacaba la tendencia a la baja de la evolución del precio, pese a la llegada a máximos. Por lo tanto, el mercado se encontraba muy tensionado y Font auguraba una moderación del precio.

CAMBIO DE PREFERENCIAS

Hasta la llegada del confinamiento, muy pocos se planteaban si su hogar satisfacía sus necesidades. Pero ahora las ideas se han aclarado, y son muchas las familias que tras estas semanas sin salir de casa se han puesto manos a la obra en búsqueda de otra vivienda más cómoda.

Los espacios exteriores, la orientación y la luz natural se han convertido en fundamentales para el comprador de vivienda de obra nueva. Desde Aedas Homes explican que “la luz natural contribuye a la felicidad, eleva la serotonina, transmite energía y aporta vitamina D”, y añaden que “multiplica el espacio y transmite serenidad y equilibrio. De ahí la importancia de los grandes ventanales, los balcones o las amplias terrazas”.

El aislamiento acústico, la conexión con los espacios exteriores –de las terrazas de las viviendas con el salón y la cocina- y la flexibilidad de las estancias también son cualidades que buscan los nuevos compradores.

“Hablamos, por ejemplo, de las cocinas abiertas al salón, las puertas correderas y las distribuciones flexibles, como la unión o separación de espacios con una rápida obra”, explican desde Aedas.

De este modo, las grandes promotoras están incorporando estas nuevas necesidades en sus proyectos, y registran un aumento de sus pre-ventas durante estas semanas de confinamiento, ya que los compradores están más receptivos en la obra nueva con espacios al aire libre.

Asimismo, los portales inmobiliarios aseguran que han experimentado un incremento en la búsqueda de viviendas con jardín, terrazas y balcones, entre otros aspectos, del 30% desde que se decretase el Estado de alarma.

COMPRAR AHORA O ESPERAR

Según el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González, los compradores potenciales podrían retrasar su idea de comprar unas semanas o meses, pero esa demanda expectante “saldrá y lo hará de golpe”.

Además, ya se están registrado rebajas en el precio de venta de inmuebles ya que, debido a la situación económica actual, hay propietarios que necesitan liquidez y prefieren aplicar un descuento para reducir el plazo de venta.

De este modo, los expertos insisten en que es momento de comprar vivienda antes de que el mercado vuelva a cifras similares a las de 2019. José Manuel Diestre, profesional inmobiliario en Remax, asegura que “ahora serán los compradores los que dominen el mercado, provocando un ajuste de precios a la baja, impulsado sobre todo por aquellos que poseen liquidez en estos momentos”. 

La tasadora Gloval cree que las actuales promociones en marcha “tienen mucho sentido”, frente a los “sinsentidos” de la anterior crisis, e insiste en que “en este entorno de bajos tipos de interés, la inversión en vivienda sigue siendo muy atractiva”.

DIGITALIZACIÓN DEL SECTOR

El Estado de alarma ha paralizado cientos de compraventas en España pero las promotoras y portales inmobiliarios han apostado por la digitalización de sus inmuebles ofreciendo visitas virtuales, vídeos 360º, planos en 3D, entre otros.

De hecho algunas promotoras ya cuentan con la tecnología suficiente para realizar todo el proceso de compra totalmente online. Es el caso de Metrovacesa, con su herramienta de firma digital de Signaturit.

Por último, la compra de una vivienda es una de las preocupaciones más frecuentes en nuestro país. De hecho, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de junio de 2019, el 81,8 % de los españoles estaría interesado en adquirir un inmueble en propiedad. 

Comentarios de Facebook