Renfe puja AVE

No todas de las cinco firmas que competirán por la red de AVE de Renfe de cara a su liberalización en 2020 conseguirán su parte en la red, después de haberse conocido que estas empresas han solicitado más capacidad de la que Adif oferta, y por tanto, tendrán prioridad las que más capacidad hayan pedido. Estas cinco compañías son SNCF, Eco Rail, Trenitalia y Moventia,

Esta es la conclusión del análisis de las solicitudes de capacidad que los cinco nuevos operadores, además de Renfe, presentaron el pasado 31 de octubre a Adif.

Tras comprobar que la suma del número de peticiones de circulación de trenes AVE realizada por todas las compañías es superior a la que se ofrece, Adif activará el procedimiento de adjudicación previsto para este caso.

En virtud de este procedimiento, se van priorizando para adjudicar surcos las ofertas que más número de frecuencias han propuesto, esto es, se las va atendiendo de forma descendiente en función del numero de circulaciones solicitadas, desde la que más pide hasta la que menos.

De esta forma, y dada la alta demanda de frecuencias de todas ellas, aquellas que hayan reclamado un menor número de circulaciones previsiblemente no conseguirán ninguna, quedarán fuera y no lograrán entrar a explotar trenes por el AVE en esta primera fase de la liberalización.

“SE HAN RECIBIDO SOLICITUDES DE CAPACIDAD SUPERIORES A LA CAPACIDAD MARCO OFERTADA E INCOMPATIBLES ENTRE SÍ”

Adif

No obstante, Adif asegura que el sistema diseñado para la apertura del monopolio del tráfico de viajeros en tren de Renfe garantiza que al menos dos empresas entren a competir con esta operadora pública cuando en un año se liberalice el mercado.

Las cinco compañías que aspiran a entrar a competir con Renfe son la operadora ferroviaria pública francesa SNCF, la firma andaluza Eco Rail, el consorcio integrado por Air Nostrum y Trenitalia, el grupo formado por Talgo, Globalia y el fondo Trilantic, y el conformado por las compañías de concesiones Globalvía y Moventia.

TRES PAQUETES DE SERVICIOS OFERTADOS

Estos grupos y empresas han podido pujar por tres paquetes de servicios ferroviarios, cada uno con distinto número de trenes diarios en tres corredores AVE (el AVE a Barcelona, el de Levante y el que une Madrid con Sevilla y Málaga).

El primero de estos paquetes, el de mayor número de servicios (104 trenes diarios en el conjunto de las tres líneas), se considera ‘destinado’ a Renfe por ser la única empresa con capacidad para acometerlo.

No obstante, dada la confidencialidad del proceso, aún no es posible conocer si alguno de los cinco nuevos operadores ha pedido algún servicio de este mayor paquete.

Los otros dos paquetes en liza, los denominados ‘B’ y ‘C’, cuentan con 16 y cinco circulaciones de trenes AVE diarias respectivamente en dichos tres corredores.

Previsiblemente, serán las circulaciones de estos dos paquetes las que se repartan las empresas, de las cinco en liza, que logren hacerse con capacidad para romper el monopolio de Renfe, que serán las que más surcos hayan pedido.

“INTERÉS (POR EL AVE ESPAÑOL) SIN PRECEDENTES EN EUROPA”

Adif ha informado a Renfe y los cinco nuevos operadores de estos términos del proceso de liberalización en las reuniones que ha mantenido en la mañana de este viernes con todos ellos, a las que asistió un representante de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), dado su papel como entidad que controla el correcto funcionamiento del sector ferroviario.

“Se han recibido solicitudes de capacidad superiores a la capacidad marco ofertada e incompatibles entre sí”, informó Adif, que destaca así el “interés sin precedentes en Europa” que está registrando la apertura del AVE español.

Renfe Cabify

Renfe abre las puertas de sus talleres a sus futuros competidores

A raíz de la próxima liberalización del mercado ferroviario español en diciembre de 2020, Renfe abrirá sus talleres para prestar servicio de mantenimiento de...

“Por lo tanto, se procederá a activar los mecanismos de priorización”, anunció respecto al referido proceso de adjudicación, que espera resolver en “próximas semanas”, en todo caso en la primera quincena de diciembre.

Este procedimiento se enmarca en uno de los objetivos de la liberalización, el de aprovechar y rentabilizar al máximo la red AVE en cuya construcción se han invertido 51.000 millones de euros. Los otros fines son aumentar el número de viajeros y bajar el precio de los los billetes de tren AVE.