covid-19

Uno de los mayores problemas de la pandemia de coronavirus es que en muchas personas cursa de manera asintomática, por lo que la aplicación de cuarentena no se efectúa con urgencia, como en el caso de los pacientes que comienzan a presentar síntomas. Según los estudios que se han llevado a cabo hasta ahora, 4 de cada 5 personas son asintomáticas, así que es muy difícil saber el número real de personas que han padecido la COVID-19. En determinadas circunstancias, se realizan pruebas serológicas que permiten saber, mediante un análisis de sangre, si se han desarrollado anticuerpos para vencer al coronavirus. Sin embargo, la mayoría de la población no nos vamos a testear, a menos que tengamos que acudir al hospital por algún tipo de problema de salud. Y a casi todos nosotros nos gustaría saber si estamos inmunizados o no. 

Pero recientemente se han revelado los resultados de un estudio que puede ser la clave. El Instituto Pulmonar del Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalén, dio a conocer sus hallazgos a los medios: hasta el 50% de los pacientes que se han contagiado por coronavirus, experimentan debilidad general y problemas respiratorios durante las semanas y los meses posteriores después de haberse recuperado, independiente de la gravedad de la enfermedad. Esta investigación se llevó a cabo en docenas de pacientes del país con síntomas leves, moderados y graves.

SECUELAS MÁS GRAVES

También se concluyó que las personas que han manifestado la COVID-19 de manera leve, pueden padecer daños pulmonares a largo plazo. Por el contrario, los pacientes que la han padecido con gravedad, no necesariamente presentan secuelas. Gabriel Izbicki, director del Instituto Pulmonar  y responsable de la investigación afirma que los principales síntomas que encontraron fueron debilidad y cansancio generalizados, falta de aliento y tos, obstrucción, hipertensión, fibrosis o embolia pulmonar. Esto significa que aunque no hayamos sufrido la COVID-19, sí tenemos estos síntomas, probablemente sí nos hemos contagiado sin darnos cuenta.

La investigación del Instituto Pulmonar todavía no ha finalizado, pues los resultados forman parte de un estudio preliminar y se pretende completar con nuevos datos sobre la enfermedad. Izbicki ha aprovechado para hacer un llamamiento a todos los pacientes del país que hayan sido tratados en un hospital o que hayan superado la infección en cuarentena, y que participen en el estudio para conocer a fondo el comportamiento de este coronavirus y poder trabajar en posibles tratamientos. 

Comentarios de Facebook