factura de la luz

¿Eres el encargado en casa de llevar el control (y pagar) las facturas? Entonces seguro que muchas veces te has percatado de que te han cobrado de más en tu factura de la luz o tienes cualquier otro tipo de queja.

No existe mucha información sobre qué hacer en estos casos y, por ello, puede parecerte un mundo ponerte en contacto con tu compañía eléctrica. En este artículo, te mostramos cómo reclamar por una factura de la luz para que la próxima vez no tengas ninguna duda.

Reclamar la factura de la luz

Seguramente, algún mes que otro te hayas llevado una no muy grata sorpresa al abrir el sobre con el recibo de la luz. Aunque parece que las compañías tienen todo el poder, no es del todo cierto. Por tanto, es necesario que conozcas todo lo que puedes hacer para expresar tu desacuerdo.

Antes que nada, a nivel usuario debes saber que tienes una serie de derechos como consumidor. Si no conoces estos derechos, ¿cómo puedes protegerlos?

Tus derechos como consumidor

Como consumidor de una compañía eléctrica, debes contar con una serie de derechos que te pueden facilitar mucho la vida si estás pensando en presentar una reclamación.

En primer lugar, y aunque parezca obvio, eres completamente libre de elegir la compañía eléctrica con la que deseas contratar el suministro.

Además, también cuentas con el derecho a ser informado en todo momento de cualquier tipo de cambio. Estos pueden ser en las tarifas, las potencias contratadas, y cualquier otro punto contemplado en tu contrato.

Si existe cualquier tipo de error en la facturación, la compañía deberá corregirlo. Asimismo, si existen fallos técnicos reiterados, el consumidor podrá gozar de un 10% de descuento en su factura e incluso de una indemnización si se producen daños mayores.

La compañía se compromete a suministrar un servicio de calidad. Sin embargo, si esto no se cumple y el consumidor quiere reclamar, está en todo su derecho y sus quejas deberán ser atendidas en los plazos estipulados para las mismas.

Cómo reclamar la factura de la luz paso a paso

Muchos son los motivos por los que quieras o debas reclamar la factura de la luz. Si eres uno de esos perjudicados por las compañías eléctricas, estos son los pasos a seguir.

En primer lugar, es necesario ponerse en contacto con la compañía y explicar lo sucedido (problemas con el suministro, errores en la facturación, etc.). Como dato importante, debes tener en cuenta que las compañías están obligadas a contar con un teléfono de atención gratuito para estos y demás casos.

Una vez hayas expuesto el problema por teléfono, llegará el momento de presentar la reclamación por escrito, dirigiéndola al departamento de atención al cliente. Algunas compañías también cuentan en sus webs con formularios dedicados a estos casos. También puedes hacerlo mediante uno de ellos.

Cuando la compañía reciba la reclamación, deberá facilitarle al cliente el número de referencia y el justificante por escrito de la misma. Tienen un mes para ello, de lo contrario, el cliente podrá acudir a los organismos de consumo pertinentes, como la Consejería de Industria y Energía a nivel autonómico y la Oficina Municipal de Información al Consumidor a nivel local.

Estos organismos se encargarán de mediar entre los clientes y las compañías, así como de informar al consumidor en todo momento y prestarle ayuda en las gestiones.

Entender el recibo de la luz

¿Cómo entender el recibo de la luz?

Abrir el sobre de la compañía eléctrica y encontrarte el recibo de la luz es una situación por la que pasan muchos. Pero comprender lo...

Como punto final, es importante recordar que desde la entrada en vigor del Real Decreto 1718/2012, todos los clientes de compañías eléctricas tienen derecho a que se les realice una lectura real de su contador. Esto reduce el riesgo de que te cobren de más en tu próxima factura de la luz.