Lidl, McFlurry

Muchos conocen el famoso helado McFlurry que se vende en los restaurantes de comida rápida de la cadena McDonald’s. Son deliciosos, por eso han logrado enganchar a muchas personas, con cada uno de los sabores que se comercializan. Por eso, si tienes “mono” de estos dulces helados, puedes hacerlos en casa solo usando productos baratos de Lidl.

Si con la pandemia no quieres salir, o no te lo permiten las normas en la zona donde vives, no te preocupes. Podrás disfrutar de una deliciosa receta de McFlurry casero que te dejará atónito y sin apenas invertir tiempo

Receta para hacer el McFlurry con productos Lidl

Qué es el McFlurry

McFlurry Lidl

Si aún no sabes qué es el McFlurry, debes saber que es un delicioso helado de sabores que está producido y distribuido por la cadena de comida rápida McDonald’s.

La primera vez que se elaboró este helado fue en 1997, en una de las franquicias de McDonald’s en Canadá. Luego sería introducido en 1998 en su país vecino, Estados Unidos, y también en otros muchos puntos de venta de esta cadena en todo el mundo.

Desde entonces, muchos millones de personas son las que se han aficionado a este batido helado con un sabor suave a vainilla y que se vende en un vaso de cartón, con algunos ingredientes extra agregados. No obstante, no encontrarás un McFlurry igual en cada país, suelen venderse sabores muy diferentes de un lugar a otro, adaptados a los gustos locales…

Hay variantes de todo tipo, como los de galletas Oreo, los que usan M&M’s, también de Kit Kat, galletas Chips Ahoy, Brownie con Nocilla, y otras muchas vertientes. Eso sí, la base sí es común, y es el mismo helado que McDonald’s usa para el resto de sus helados de cono y copas.

Además, hubo un hecho que lo cambió todo. Fue en 2016, cuando la cadena perdió parte de su clientela al introducir sabores artificiales. En ese año decidió eliminar esos ingredientes artificiales y le hizo recuperar unas 500 millones de visitas que se perdieron desde la nefasta decisión de 2012.

Sea como sea, ahora hay auténticas legiones de seguidores de este helado. Incluso los que no suelen comer de forma frecuente en establecimientos como McDonald’s, o no les gusta su comida en absoluto, también acuden algunas veces de forma exclusiva para degustar estos helados. Y es que realmente están muy buenos… Es todo un fenómeno que te enganchará.