balance contable

Para muchas pymes, realizar un correcto balance contable que se adecúe a las pautas del Plan General Contable puede resultar algo complicado. Sobre todo, si no están especializadas en economía o cualquier otro tipo de asunto relacionado.

Este balance sirve para evaluar la salud financiera de la compañía tras analizar los datos del ejercicio económico. También define el riesgo que asumen al conceder financiación. Denominada balance de situación, es un documento clave para la empresa dividido en las cuentas del activo y las del pasivo.

Forma parte, además, del grupo de cuentas anuales que se deben depositar en el Registro Mercantil, de ahí su importancia. Descubre cómo hacer un buen balance contable en sencillos pasos.

Respeta la estructura del balance contable

estructura balance contable

Para realizar un buen balance contable, lo primero que se debe tener en cuenta es respetar la estructura del informe que vamos a realizar.

Esta está formada por dos secciones principales: en una parte se sitúan las cuentas del Activo y en la otra las del Pasivo y del Patrimonio Neto. Uno representa lo que tiene la empresa y el otro cómo lo ha conseguido.

Es importante saber que los dos bloques deben contar con el mismo importe, plasmándose en una ecuación muy sencilla: Activo = Pasivo + Patrimonio Neto.