presupuesto

Elaborar un presupuesto para tus clientes no tiene por qué ser complicado. Si eres autónomo o eres empresario no tardarás en darte cuenta de la gran cantidad de ellos que te quedan por realizar.

Si estás empezando en esto y aún no tienes mucha idea, ten en cuenta que debes realizarlo de forma pausada, pensando sobre todo en el cliente. Y es que hacerlo de forma correcta es la clave de cualquier transacción.

Por ello, descubre las claves sobre cómo realizar un buen presupuesto que tus clientes no duden en aceptar.

Cómo elaborar un buen presupuesto

Un presupuesto es un cálculo que se realiza de forma previa a la transacción. Refleja el coste del servicio, proyecto, obra, etc.

Aquel que lo realiza está obligado a cumplirlo y no puede cambiarlo sin acuerdo expreso con la otra parte.

Este documento es clave, pues es prácticamente la carta de presentación al cliente. Aunque el importe es importante, también lo es mucho la forma en la que lo presentamos y lo cuidamos. Los precios no lo son todo. Hay que convencer al cliente de que ese es el mejor precio para el excelente servicio que va a recibir.

Elementos que se debe incluir

El presupuesto debe ser claro, conciso, así como detallado. El servicio que el cliente va a recibir debe entenderse a la perfección y nunca dar lugar a malentendidos. Para ello, es importante tener en cuenta incluir en el mismo:

  • Datos de la empresa o profesional que realizará el servicio. Es muy importante incluir el nombre o razón social, así como el NIF o el CIF, domicilio fiscal, teléfono, etc.
  • Datos del cliente. Se deben rellenar igual que nuestros datos, con nombres, dirección, NIF o CIF, etc.
  • Descripción detallada del producto o servicio. Además de incluir el producto o servicio, debemos incluir las horas de trabajo que tomarán hacerlo, los materiales, así como todos los demás costes que vayan asociados.
  • Cuándo finaliza el servicio. La fecha en la que el servicio se dará por concluido.
  • Precio total (desglosado). Esto es muy similar a cuando entregamos una factura. Deben diferenciarse el precio total de los impuestos.
  • Forma de pago y otros elementos. Es importante incluir tu forma de pago preferida, así como elementos que denoten confianza como condiciones legales, garantías, etc.

Así se establecen los precios en un presupuesto

Para muchos empresarios, sobre todo si son profesionales con poca experiencia en esto del papeleo y los números, introducirse en el tema de los precios es una de las partes más complicadas.

Lo ideal a la hora de planificarlo todo para elaborar un buen documento es tener en cuenta algunos elementos imprescindibles.

Lo primero que debemos hacer es analizar los precios del mercado, realizar un estudio de la competencia para adaptarnos (no debes bajar el precio y, si lo subes, deberás justificar por qué).

Después tenemos que asegurarnos de cubrir costes. Lo ideal es establecer el precio por una hora de servicio. Si para realizar el servicio debemos afrontar costes de materiales, por ejemplo, también se deben tener en cuenta en el presupuesto.

Una vez que tengas claros los gastos es hora de pensar en el margen. Es decir, pon un precio justo que cubra esos costes y con el que, además, saques tu beneficio. Este suele variar dependiendo del mercado, así como de tu experiencia en el sector.

Destaca las ofertas o promociones

Aunque este no es un elemento imprescindible a la hora de crear un presupuesto, si estás empezando no lo dudes y ponlo en práctica. En el documento deberá quedar todo debidamente detallado, así que, si estás empezando, asegúrate de que el cliente no pueda resistirse a él añadiendo algún tipo de descuento o promoción. Aunque solo sea por probar, seguro que dará luz verde para que el proyecto salga adelante.

Presupuestos y facturas en Mac OS, una app de facturación 100% en español

Presupuestos y facturas en Mac OS, una app de facturación 100% en español

ZFactura Mac es un programa para hacer presupuestos y facturas muy fácil en sistemas operativos Mac OS, es una aplicación totalmente en...

En resumen, para realizar un buen presupuesto se debe detallar todo el proceso con la máxima precisión posible. Además, se deben establecer unos precios justos con los que obtengamos beneficios pero a los que el cliente no pueda decir que no.