cruceros

Partiendo de la base de que los cruceros no volverán a ser como eran en el pasado por culpa del COVID-19, a continuación te vamos a mostrar algunos de los principales cambios que vamos a vivir cuando decidamos coger un crucero. Por supuesto, las medidas se relajarán en el momento que haya una vacuna o medicina que elimine la enfermedad. Pero de momento, las navieras tendrán que tomar las siguientes medidas para evitar que sus clientes se puedan contagiar. Lo importante es hacer que los cruceros sean lo más seguros posibles y las siguientes medidas ayudarán a conseguirlo según han comentado los expertos.

Viajes más cortos

Lo más seguro es que buena parte de los cruceros tengan que ser más cortos. Esto no se debe a que las navieras no quieran hacer cruceros largos, sino a que puede que muchos puertos estén cerrados. Al no haber tantos puertos abiertos para la llegada de turistas internacionales, esto obligará a recortar los cruceros.

Por ejemplo se espera que los cruceros europeos puedan seguir como hasta ahora, debido a que sus fronteras se abrirán en julio, pero los que salgan fuera de ese territorio pueden encontrarse en ocasiones puertos cerrados. Todo eso lo deben tener en cuenta las diferentes navieras a la hora de programar sus destinos y la duración del crucero.

Control de pasajeros

Como nos comentan desde SoloCruceros, todos los cruceros tendrán la obligación de controlar el estado de salud de todos sus pasajeros. Es verdad que algunas navieras pondrán más medidas de seguridad que otras.

Por ejemplo, se espera que todos los pasajeros tengan que medirse la temperatura a la hora de acceder al barco. Esa medición puede que no solo sea la primera vez, sino que sea todos los días tras cada excursión que se realice.

Por otra parte, puede que algunas navieras puedan exigir que los pasajeros demuestren que están libres de Coronavirus. El problema viene dado en que la prueba al día siguiente puede quedar anticuada, por lo que puede ser una medida que se pueda quedar a medias.

También se espera que las navieras pidan un certificado médico a las personas mayores de 70 años para evitar riesgos.

Lo que no está todavía claro es si todos los cruceros obligaran a sus pasajeros a llevar mascarilla cuando estén en las zonas comunes para reducir el contagio en caso de que haya algún caso dentro del barco. Lo que sí está claro es que los cruceros contarán con profesionales médicos que tomarán medidas en caso de que algún pasajero de síntomas de Coronavirus. Se espera que tengas áreas especiales de aislamiento para evitar que el virus se pueda expandir con facilidad.

Limpieza y desinfección

Los cruceros contarán con más personal de limpieza para que el barco siempre esté en perfectas condiciones. Esto quiere decir que las labores de limpieza y desinfección siempre estarán presentes, tanto antes como durante el crucero. Por ejemplo, se estima que en las zonas comunes siempre haya gel alcohólico para desinfectar las manos. Se estima que será obligatorio en los restaurantes y bares, mientras que en las zonas comunes y atracciones será recomendable usarlo.

El buffet en duda

Por lo menos al principio, se espera que el buffet no se pueda dar. Es decir, solo podrá haber una serie de platos y los mismos tendrán que ser servidos por profesionales que cumplan todas las medidas higiénicas. El objetivo es evitar que cualquier persona pueda tener acceso a todos los alimentos y contaminarlos.

Algunas compañías no quieren dejar de lado ese sistema para que sus clientes se puedan sentir a gusto en todo momento. Por ese motivo están estudiando la posibilidad de poder contratar a más camareros para que puedan servir los platos que los clientes quieran, al más estilo buffet. Para ello se pedirá que se hagan colas tomando las distancias de seguridad y que los platos siempre se soliciten con la mascarilla puesta. Pero son medidas que no todas las compañías pondrán, debido a que se traduce en un gasto superior de trabajadores.

Por todo ello, el menú a la carta en mesa se presenta como la opción preferida por muchas compañías de cruceros, al igual que también lo harán muchos hoteles.

Cruceros más baratos

Todo indica que los cruceros al principio serán mucho más baratos, debido a que hay mucho miedo a la hora de montar en un crucero. Eso obligará a los cruceros a rebajar sus precios para atraer la atención de los clientes y así llenar sus barcos.

La industria de los cruceros tiene que pisar fuerte el acelerador para demostrar que ir de crucero es igual de seguro ahora que en el pasado. Y para demostrarlo tienen que llenar sus cruceros, de aquí que al principio los pasajes tengan que ser más baratos. Hay que tener en cuenta que el factor psicológico es muy importante y para cambiar la idea de los cruceros, es muy importante bajar los precios para atraer al máximo número de personas posible. Luego cuando haya confianza los precios volverán a ser los mismos, pero al principio las compañías tendrán que hacer un gran esfuerzo.

Distancias de seguridad

Es verdad que en algunos lugares mantener las distancias de seguridad no será fácil, debido a que son pequeñas o hay mucha afluencia de gente. Por ejemplo, se espera que las navieras pidan que a la hora de hacer colas siempre se exija dos metros de distancia entre clientes.

Por otra parte, se espera hacer más sesiones para evitar que las acumulaciones de gente sean altas. Por ejemplo, se está estudiando la viabilidad de poder hacer diferentes turnos para que no haya tanta gente en el comedor. Lo mismo podría suceder con otras actividades que suelen concentrar a mucha gente como los teatros, cines o piscinas entre otros.

También se está pensando evitar que todos los cruceros vayan al 100%, sino ir a menos capacidad para evitar que la probabilidad de contagio sea inferior. Por supuesto, las Salidas fuera del crucero se están estudiando, ya que podrían ser una fuente de contagio que luego se podría trasmitir al resto de pasajeros a lo largo del crucero.

Pero el objetivo de las navieras es demostrar que el medio es cosa del pasado. Ya se han tomado medidas de seguridad que hacen que disfrutar de unas vacaciones en sus barcos es seguro y se puede disfrutar igual que antes de la pandemia.

Comentarios de Facebook