Milan, Italy - August 10, 2017: ING group bank website homepage. It is a Dutch multinational banking and financial services corporation. ING group logo visible.

Los bancos españoles han sacado la artillería pesada para mantener a flote la economía en medio de esta crisis sanitaria. Y el holandés ING, que cuenta con más de cuatro millones de clientes entre España y Portugal ha querido sumarse a estas iniciativas.

Entre las medidas adoptadas, está la de no cobrar a sus clientes comisión por retirar efectivo desde ningún cajero del país, independientemente de la entidad a la que pertenezcan y de la cantidad que quieran sacar.

Es decir, devolverá a sus clientes las comisiones que se les cobren por retirar efectivo entre el 1 de abril y mientras dure la situación de excepcionalidad provocada por el coronavirus, por lo que los usuarios podrán sacar dinero gratis de cualquier cajero de España.

El objetivo de la entidad es ayudar a sus clientes, limitando sus desplazamientos y reduciendo el riesgo de contagio. En cualquier caso, el banco recuerda que las autoridades sanitarias recomiendan pagar siempre que sea posible con tarjetas con tecnología contactless o desde el propio móvil para evitar el contacto que se genera al pagar con dinero en efectivo.

Y en este sentido, ING también se ha unido a la decisión adoptada por otros bancos de subir de 20 a 50 euros el mínimo para pagar con tarjetas contactless y no tener que poner el pin. Evitando así permanecer más tiempo junto al terminal de pago.

ADELANTAN EL PARO

Por otra parte, ING ha decidido adelantar el pago del subsidio o prestación por desempleo que tradicionalmente se abona hasta el día 10 de cada mes, al viernes 3 de abril. El objetivo es ayudar a sus clientes a mitigar el impacto económico de la crisis del coronavirus y evitar la afluencia de público a las oficinas en estos días.

Por otra parte, la compañía ha decidido donar 300.000 euros a favor de UNICEF para la compra de material sanitario para hospitales españoles. Y han lanzado la campaña ‘A veces los héroes también necesitan ayuda’ para animar a sus clientes y profesionales a donar.

Además, como empresa cotizada (en Holanda) y uniéndose a las recomendaciones del Banco Central Europeo, (BCE) respecto de la distribución de dividendos, ha decidido suspender “al menos hasta el 1 de octubre de 2020” cualquier abono a sus acciones ordinarias.

El consejero delegado, Ralph Hamers, explicó que ING se esfuerza por ofrecer a sus accionistas “un rendimiento atractivo”, pero creen que es prudente seguir las recomendaciones del BCE para todos los bancos europeos con respecto al pago de dividendos, lo que les permite “una mayor flexibilidad” para apoyar a sus clientes y a la sociedad en esta crisis y colaborar con gobiernos y reguladores para una recuperación.

DE PUERTAS HACIA DENTRO

De puertas hacia dentro, la principal medida que han puesto en marcha es el teletrabajo, incluyendo a los equipos que desarrollan las actividades esenciales para el banco. Todos trabajan divididos para minimizar el riesgo de contagio.

Además, han flexibilizado al máximo el horario para facilitar el trabajo de los trabajadores con el cuidado de sus hijos y familiares, ahora que no hay colegio y todo el mundo está confinado en casa.

Paralelamente, han ajustado el horario de todas las oficinas NARANJA de 08:00 a 14:00 horas de lunes a viernes. Todo ello, tomando medidas específicas para garantizar la seguridad de sus profesionales y clientes. Como el acceso organizado para evitar que haya más de dos personas en el interior, el gel de mano para todos los clientes que saquen o ingresen dinero o el servicio de limpieza entre cliente y cliente para desinfectar.

Comentarios de Facebook